Quantcast

Inocencio Arias: «Biden no desprecia a Sánchez, lo ignora porque no le interesa su personaje»

El diplomático español Inocencio Arias ha valorado este miércoles en Baeza (Jaén) la conversación telefónica mantenida esta semana entre los presidentes de España y Estados Unidos, Pedro Sánchez y Joe Biden, respectivamente, por la situación en Afganistán, y ha sostenido que «Biden no desprecia a Sánchez, lo ignora porque no le interesa su personaje».

Arias ha participado como ponente en el curso ‘Juan Eslava Galán: El unicornio encontrado’ que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) celebra esta semana en su sede jienense Antonio Machado situada en la localidad de Baeza.

El que fuera secretario de Estado de Cooperación, subsecretario de Asuntos Exteriores, embajador de España ante las Naciones Unidas (de julio de 1997 a diciembre de 2004) y portavoz del Ministerio de Exteriores con tres partidos diferentes (UCD, PSOE y PP) ha insistido en que, aunque Sánchez llega tarde, «algo que no ocurre con ningún líder occidental ni asiático», aprueba su gesto, pero este «es solo el aperitivo».

En este sentido, el diplomático ha criticado que el Gobierno no haya detallado el número de refugiados afganos que va a acoger. «España no puede ser cicatera con acoger a un centenar, han trabajado para nosotros y son auténticos refugiados políticos a los que van a matar por su ideología», por lo que «hay que hacer un prorrateo» en función de la población y «traer a unos 1.600 refugiados», según el experto.

Para explicar la relación política entre España y Estados Unidos, Arias se ha retrotraído al gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero que, según el experto, es el responsable de que «los líderes políticos españoles decayeran en el aprecio para Estados Unidos». Una idea que ha justificado con el gesto del ex presidente socialista de no levantarse en un desfile en Madrid al paso de la bandera americana o con su postura en defensa de la retirada de todas las tropas de Irak, que, para Arias, «habían ido a apaciguar el país, no a luchar».

ESPAÑA Y ESTADOS UNIDOS

De hecho, en la actualidad, el diplomático ha asegurado que en Estados Unidos el conocimiento de la realidad española es «muy difuso» por tres cuestiones: «nos visitan poco», el ciudadano medio americano «ignora la mezcla histórica» de ambos países y la colectividad española allí es «muy reducida» en comparación con otras nacionalidades.

Por otra parte, el ex embajador de España en las Naciones Unidas también ha calificado la inversión española en Defensa como «roñosa y pícara» a la hora de aportar elementos defensivos. En cifras, según Arias, solo cuatro del total de países de la OTAN cumplen la cuota del dos por ciento de inversión estipulada en esta materia, mientras que España no llega al uno por ciento del PIB.

Aunque el diplomático ha reconocido que un ejército europeo sería «lo deseable», ha admitido que «no va a ocurrir» porque hay «opiniones muy diversas» y supondría «más dinero». Además, Arias ha apuntado que, sin la ayuda americana, «Europa y la OTAN son impotentes», pues «no tienen medios ni voluntad política» porque «piensan que le quita votos, España la primera».

«No queremos ver ataúdes venir de allí, la lucha sobre el terreno se la dejamos a los americanos, y esta es una de las razones por la que estos están hartos de ver que las carnes las ponen ellos», ha criticado.

SITUACIÓN EN MARRUECOS

El experto en diplomacia también ha tenido palabras para valorar la situación actual entre España y Marruecos. Según Arias, «no se debe molestar a Marruecos, pero tampoco hacer lo que ellos quieren».

«Las Naciones Unidas dice que no sabemos de quién es el Sáhara Occidental, pero que la población debe pronunciarse», por tanto, mientras que el organismo internacional «no cambie de opinión, nosotros no debemos pronunciarnos». Tampoco «se debe traer al líder polisario (Brahim Gali) a curarlo a España», pues, si «se quiere ser muy humanitario», se puede «llevar a otro país y pagar los gastos», ha añadido.

En cualquier caso, respecto al actual conflicto afgano, el diplomático ha afirmado que los marroquíes «saltan aquí por una razón económica», mientras que los afganos «vienen porque van a ser asesinados». Motivo por el que ha considerado que Pedro Sánchez tiene «una mayor responsabilidad» con ellos que con los marroquíes.