Quantcast

Mosca negra: qué es y por qué es tan peligrosa

La ola de calor que ha sacudido España la semana pasada, junto al descuido generalizado de la limpieza de los ríos y sus riberas, ha ocasionado una plaga de la especie mosca negra. Este insecto es autóctono de la península ibérica, sin embargo, su incidencia ha aumentado en los últimos años de manera muy significativa.

En Madrid, entre los años 2015 y 2019, la mosca ha afectado a más de trescientas mil personas que han debido de ser atendidas por los servicios médicos. Las zonas más afectadas son aquellas próximas a ríos, especialmente las ciudades por las cuales un cauce las atraviesa. Madrid, Catalunya, Valencia, Murcia, Aragón y zonas de Andalucía son por el momento, las comunidades más dañadas por esta plaga.

¿Por qué ahora?

Mosca negra en una hoja
Foto: PU

Si la mosca negra no es una especie invasora, la pregunta es por qué ahora afecta más que nunca a la población, y por qué debemos de estar alerta. El incremento de las temperaturas favorece la eclosión de las larvas de mosca negra, así como la desaparición de sus depredadores como los murciélagos, los vencejos y las golondrinas.

Los insectívoros van desapareciendo mientras que la mosca negra coloca sus huevos a sus anchas en la vegetación que se encuentra en contacto con el agua fresca de los ríos. En estas condiciones hay que tener mucho cuidado ya que el insecto es peligroso para los animales como para las personas.