Quantcast
lunes, 18 octubre 2021 22:43

Por qué no se están produciendo ventas en el Real Madrid

Dentro del Real Madrid se espera con muchas ansias el inicio de la LaLiga Santander. Tras unos meses sin fútbol, lo que más se quiere es ver al equipo blanco esta nueva temporada tratando de arrebatarle el lugar de honor al Atlético de Madrid; eso a pesar de que la desilusión ataque de gran forma a todos los madridistas. El hecho de acabar la campaña pasada sin obtener ningún título, aún llegando con posibilidades de llevarse la Liga en la última jornada y habiendo alcanzado las semifinales de la Champions League, es un fracaso rotundo a las aspiraciones que siempre tiene la escuadra merengue; por ese motivo se esperaba que se dieran varios cambios de cara a este nuevo curso, una especie de revolución que sirviera para fortalecer al club. No obstante, nada de eso ha ocurrido y el equipo capitalino se encuentra prácticamente paralizado.

Con respecto a las salidas ya se cuenta con la Sergio Ramos y la de Raphael Varane, además de la de un Zinedine Zidane que una vez más abandonó el equipo antes de finalizar su contrato; pero en el apartado de las llegadas, solo la de David Alaba se puede considerar como nueva, pues el retorno de los cedidos no parece que vaya a hacer mucha diferencia. El problema es que para que se den algunos ingresos, el Real Madrid necesita dinero que ahora no tiene; allí las salidas de varios futbolistas que no cuentan para Carlo Ancelotti serían claves, la cuestión es que desde que asumió el cargo estas no se han producido. La venta de jugadores claves si, Ramos y Varane son la prueba; pero aquellos que desde hace rato no deberían estar en el equipo, esos no han recibido ofertas para irse.

Sin ofertas es imposible hacer ventas

Mariano se niega a irse

Desde un principio la idea de Florentino Pérez siempre ha sido que la única gran inversión que se hiciera este verano fuera por Kylian Mbappé, por el que ya hay un plan armado para ficharlo en esta ventana si se da la oportunidad; pero el equipo se podría renovar si se producían algunas salidas con las cuales hacer caja y tener el dinero suficiente para poder invertir en esos fichajes que se tenían en la agenda. Futbolistas como Gareth Bale, Isco Alarcón, Marcelo, Luka Jovic, Mariano Díaz y algún otro, figuraban en la lista de salidas del Real Madrid; sin embargo, la llegada de Ancelotti cambió el destino de alguno de ellos, pero la principal razón por la que todavía la mayoría sigue dentro de la plantilla blanca es que no hay ni una sola oferta en las oficinas del club de algún conjunto que los quiera.

La gran mayoría de ellos desde hace tiempo que ha demostrado que no tienen nivel para seguir en el Real Madrid; lo malo es que la situación a cambiado para ellos por distintas razones. En el caso de Bale ha sido el retorno de Ancelotti lo que ha obligado a su permanencia, pues el italiano quiere contar con él debido a que cuando lo tuvo bajo su servicio ofreció un gran nivel y su olfato goleador ayudará bastante; con Isco ocurrió algo similar, sin contar con que en pretemporada logro convencerlo; al ver a Marcelo la situación es diferente, pues con el adiós de Ramos el se quedó con la cinta de capitán y en el club parece que quieren darle la oportunidad de vivir esa experiencia, eso sin contar que él junto a Jovic y Mariano no han traído ni una sola oferta para marcharse.

En 2022 se espera ese gran cambio

Marcelo acaba contrato el próximo verano

Si bien la situación de cada uno de ellos ha cambiad, el hecho es que el Real Madrid no los ha sacado de la lista de transferibles, pues quitarse de encima el sueldo de Bale y obtener algo de dinero por su traspaso sería una buena noticia para Florentino Pérez; sin embargo, en el caso del galés en especifico Ancelotti no quiere que salga y al igual que todos los otros no ha recibido ninguna oferta. Ya los salarios elevados que no se corresponden a su rendimiento, como el Mariano; que su ficha ya sea prohibitiva así se le quiera dar un voto de confianza, como la de Bale; o de plano no tengan ofertas por el bajo nivel que han exhibido durante las últimas temporadas, en este caso Marcelo, la realidad es que ningún club parece estar interesado en ninguno de ellos.

Ancelotti, salvo una sorpresa mayúscula, tendrá que comérselos con patatas a todos ellos, tanto los que aceptó que se quedaran como los que no; porque las ofertas por ellos brillan por su ausencia. No obstante, en el 2022 la historia puede varias. Si bien se espera que al menos Jovic y Mariano logren levantar el nivel y llamar la atención de algún club el próximo verano, los casos de Bale, Isco y Marcelo son muy distintos; esto debido a que los tres finalizan contrato el próximo verano. Por mucho que el técnico italiano los quiera, el Real Madrid no va a aceptar renovarlos y sus salidas están más que cantadas. Si bien no recibirán ni un euro al marcharse gratis, ya el hecho de quitarse sus elevadas fichas le abren espacio los Haaland, Mbappé o Camavinga. Por ahora tendrán que aguantar, pero el verano que viene el sol brillará.