Quantcast

Montero pide a las eléctricas «contribuir a la bajada» del precio de la luz

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha instado «al conjunto de las empresas eléctricas» a contribuir a la bajada de los precios de la luz, al tiempo que ha exigido al PP que «arrime el hombro» y no genere «solo ruido».

La titular de Hacienda ha reclamado así colaboración sobre las medidas para amortiguar la subida del precio de la luz al argumentar que «no puede haber ganancias injustificadas».

En declaraciones a los medios este jueves tras visitar las instalaciones del Área de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Rota (Cádiz), Montero ha reclamado a la oposición propuestas que permitan al Gobierno tomar nota y acometer medidas añadidas a las que hace el Ejecutivo.

La ministra de Hacienda ha apelado a decisiones adoptadas en el pasado por Gobiernos del PP para argumentar que «en la década anterior se podría haber evitado este problema», ya que ha esgrimido que se han dado «pasos atrás respeto a lo que habían hecho Gobiernos socialistas», en alusión a lo que ha denominado como «el parón de las energías renovables».

Montero ha considerado que «el Gobierno está preocupado, ocupado por intentar abaratar el precio de la energía, que no depende de decisiones nacionales», un alza que ha sustentado en «la tensión producida por las materias primas en los mercados internacionales tanto por el incremento de coste de la tonelada de Co2 como por el incremento del coste del gas».

En ese escenario, condicionado por la coyuntura internacional, la ministra de Hacienda ha defendido que el Gobierno «ha ido adoptando medidas estructurales», cuyo efecto lo ha situado en «el medio plazo» y entre las que ha situado la Ley del Cambio Climático y el Plan Energía y Clima, de los que ha ensalzado que entraña «la incorporación de energías renovables, dejando atrás fuentes más caras como son el carbón», de las que ha remarcado que «no solo son más limpias, sino económicamente más ventajosas para los hogares y las empresas».

«Para que las medidas entren en vigor necesitamos cierto tiempo», ha demandado la ministra de Hacienda, quien ha blandido la adopción de medidas fiscales como la suspensión del IVA de la energía eléctrica y del impuesto a la producción eléctrica, cuyo rendimiento ha situado «en abaratar un 12% el coste de la factura, pero como están viendo no es suficiente y no es satisfactorio para el Gobierno».

REGULAR EL BENEFICIO DE LAS ELÉCTRICAS

Entre las medidas posibles para el próximo trimestre para conseguir abaratar el precio de la energía y de la luz, Montero ha mencionado «regular el beneficio de las eléctricas» antes de mencionar seguidamente «reducir los beneficios caídos del cielo».

«El Gobierno va a seguir trabajando para abaratar el precio de la energía», ha proclamado la ministra de Hacienda, antes de advertir de que «aunque las causas no sean nacionales», y ha precisado que la repercusión de la subida del precio de la luz se deja notar en los consumidores que «tienen una tarifa regulada», pese a lo cual ha asegurado que «seguimos trabajando en el bono social para que ninguna familia sufra cortes».

En este punto Montero ha demandado «plantear el tipo de contrato que tienen los consumidores» tras insistir en que la subida se hace notar sobre «la tarifa regulada, no en la tarifa plana».

Montero ha hecho «un llamamiento al conjunto de comunidad internacional para que revise el funcionamiento del mercado eléctrico y no se haga un acopio indebido de toneladas de Co2».

La ministra de Hacienda, que ha defendido que «todas las medidas son necesarias al unísono», ha instado a que el Gobierno se comporte como «un todos a una», en referencia a las discrepancias públicas expresadas por representantes de Podemos, con el argumento de que «no es un factor nacional el que está propiciando la subida, son factores internacionales, externos», por lo que ha insistido en que «el Gobierno tiene que actuar con instrumentos limitados para que se note en la factura cotidiana».

«Se trata de reconocer que el funcionamiento no se cambia de la noche a la mañana», ha afirmado la ministra de Hacienda, mientras que ha insistido que no se trata de «responsabilizar a nadie», aunque ha invitado a ser consecuentes. «Cuando gobernamos las medidas tienen repercusión en el medio y largo plazo», ha insistido.