Quantcast

Asia Gallery reproduce en Lagasca los menús más emblemáticos del Palace

  • Asia Gallery Lagasca, el nuevo restaurante de Roger Chen en el barrio de Salamanca, recrea en un menú efímero algunos de los platos más emblemáticos del mítico ‘chino del Palace’, abierto en 2004 y considerado como el precursor y uno de los máximos referentes de la cocina cantonesa en nuestro país.
  • Podrá disfrutarse en verano de lunes a jueves tanto a mediodía como por la noche y acompañarse, por ejemplo, con los refrescantes cócteles de autor del restaurante, con base clásica y un exótico toque oriental.

Nacido en China y educado en Holanda, Roger Chen es un empresario hostelero de segunda generación, cosmopolita, inquieto y con gran olfato para los negocios. Su experiencia en el restaurante de sus padres y sus viajes a las grandes capitales de Occidente le inspiraron para abrir, en 1997, Zen Pozuelo, donde introducía por primera vez la alta cocina asiática en nuestro país a través de una decoración completamente alejada de la de los orientales al uso y de una oferta diferencial en la que incluía platos cantoneses, vietnamitas y tailandeses, entonces poco conocidos en España. En 2004, dio un paso más con la inauguración, en el hotel The Westin Palace, de Asia Gallery, un restaurante que 17 años después sigue siendo el referente del lujo culinario asiático en Madrid con una propuesta consagrada a la cocina china imperial.

Madrid
Asia Gallery

Asia Gallery Lagasca es una de las últimas aperturas de Roger Chen en el madrileño barrio de Salamanca, donde acaba de inaugurar además los restaurantes Zen Noodle Shop –también en Lagasca, frente a Asia Gallery– y Zen Asian Supper Club –en Velázquez con María de Molina–. Se trata de una versión más desenfadada, cosmopolita y moderna del icónico chino de lujo del Palace, ya que ofrece un servicio relajado, una atmósfera alegre y luminosa, originales cócteles para alargar la sobremesa y una sofisticada propuesta culinaria con ciertas concesiones a la cocina imperial –no falta el pato lacado estilo Pekín– pero más enfocada a la China actual y, especialmente, a las cocinas de Shanghái y Sichuán.

Por 26,50 euros

Este verano, sin embargo, Asia Gallery Lagasca recurre a la nostalgia para rendir homenaje a su predecesor –en pie desde 2004 y considerado el precursor y máximo exponente de la alta cocina china en nuestro país– a través de las jornadas gastronómicas ‘Palace Edition’.

Asia Gallery
Sopa agripicante

El menú ‘Palace Edition’ (26,50 €), disponible este verano en Asia Gallery Lagasca, recoge algunas de las especialidades más míticas del ayer y el hoy de Asia Gallery Palace. Consta de tres pases y dentro de cada uno el cliente puede elegir entre varias opciones. Como entrantes se ofrecen la sopa agripicante, el plato más elegido para abrir boca tanto en el comedor del Palace como en Lagasca por su sutil toque picante que abre las papilas; la ensalada de solomillo y cilantro, ideal para verano y cuyo origen se remonta al primer restaurante de Roger Chen en el barrio de Salamanca –Zen Central, situado en el callejón de Puigcerdá–; la tempura de langostino con mayonesa picante –perfecta para compartir– y los rollitos crujientes de pato que ‘el chino del Palace’ puso de moda en una época en la que solo conocíamos los rollitos vietnamitas y los de primavera.

Inspirados en la hora del té

Los segundos platos están inspirados en la hora del té en Hong Kong donde, de 12 a 17 h, los restaurantes pasan cestas de bambú por la sala con dumpling, dim sum y otros platos al vapor para acompañar la ceremonial bebida. Entre ellos se encuentran un canelón de finísima pasta de arroz relleno de langostino al vapor y bañado en una sala de soja ligeramente dulce; el Spicy Sichuán Dumpling, una moderna y picante redición de los exitosos dumpling de cerdo ibérico del Palace; o las vieiras estilo cantonés, la versión crocante de las que llevan 17 años sirviéndose en el restaurante del cinco estrellas madrileño.

Asian Gallery
Spicy Sichuán Dumpling

Como tercer pase puede optarse por el solomillo con salsa de ostras; la lubina al vapor –dos clásicos de Asia Gallery en carta desde sus inicios–; el pato asado cantonés –un plato para auténticos conocedores de la cocina china que se consume en los mercados callejeros de Hong Kong– o el Asia Gallery Crispy Duck, especialidad que dejó de servirse en Asia Gallery Palace ante la popularidad del pato lacado estilo Pekín y que sin duda será el plato estrella de este verano en Lagasca: se macera con especias, se cocina a baja temperatura durante horas, se deja secar, se fríe y se desmenuza delante del cliente, que puede tomarlo sobre finas tortitas caseras con salsa Hoisin, puerro y pepino. En todos los pases hay además una opción vegetariana.

Madrid
Asia Gallery

El menú podrá disfrutarse de lunes a jueves tanto a mediodía como por la noche y se presenta como un menú versátil que permite desde darse un homenaje hasta hacer un parón rápido antes de volver al trabajo o seguir de compras por la milla de oro.