Quantcast

Brownie de chocolate: el ingrediente que sustituye a la harina y lo hace irresistible

De tan solo pensar en un brownie de chocolate se hace agua la boca. Esta delicia chocolatosa es uno de los postres más consumidos en el mundo y su existencia se le debe  agradecer a un error cometido en 1897, cuando un cocinero olvidó por completo añadir levadura al bizcocho que estaba preparando. 

Mucho tendríamos que agradecerle a este cocinero haber cometido ese error que trajo a nuestras mesas al delicioso “marroncito”; sí, así se llamaría el brownie en nuestra lengua; ya que aquel cocinero lo bautizo con ese nombre al obtener un bizcocho desinflado pero sumamente rico, de cubierta crocante y de color marroncito.

De los errores cometidos en la cocina han surgido sin lugar a dudas los más deliciosos postres y preparaciones, errores como el cometido al descuidar una leche azucarada hirviendo, nos trajo al amado dulce de leche, y este error de un cocinero estadounidense nos reveló al más famoso de los postres de chocolate, el inolvidable brownie.

Con harina o sin harina: ¿Cómo está más bueno el brownie de chocolate?

brownie chocolate

Al momento de su creación el brownie estaba hecho con harina, y así permaneció por una buena cantidad de años. Sin embargo, la curiosidad en la cocina y uno que otro error hicieron que se buscaran alternativas para lograr preparaciones más húmedas y con cobertura más crujiente.

Si bien la harina era una de sus protagonistas principales, con el tiempo la elaboración del brownie pasó a ser más del tipo “bizcocho” que otra cosa. La textura de este se volvía cada vez más seca y su comercialización en grandes cantidades influyó en que las grandes industrias solo hicieran tortas o bizcochos de chocolate a los que vendía por pedazos bautizándolos como brownies.

Error tras error los brownies de chocolate comenzaban a perder su forma característica, y si bien es cierto que hay muchos pasteleros a los que les quedan celestiales haciéndolos con harina; a muchos mortales se nos hace un tanto difícil dar en el punto. 

Lo cierto es que hay un ingrediente que sustituye a la harina y que hace al brownie aún más irresistible…

Brownie de chocolate sin harina, más tentador e irresistible

Brownie de chocolate: el ingrediente que sustituye a la harina y lo hace irresistible

Hay quienes comparan el placer de comer chocolate con otros tipos de placeres más carnales y terrenales. Y déjame decirte que si eres una de esas personas, debes prepararte para esta explosión de sabores y texturas que dejará en tu boca este brownie; que si bien es celestial te hará pecar con gusto; pues una vez que lo pruebes, solo querrás comer más.

Comienza por mezclar en un bol 3 huevos de tamaño grande, 70 gramos de mantequilla derretida y 340 gramos de azúcar. Cuando esta mezcla esté bien integrada, añade 1 cucharadita de vainilla e incorpora muy bien.

Ha llegado el momento de incorporar el sustituto perfecto para la harina y que dará un toque irresistible al brownie; este es, la harina de almendras. En un bol aparte, mezcla 145 gramos de harina de almendras, 65 gramos de cacao en polvo y 1 cucharadita de polvo de hornear. Una vez que estén bien integrados, añádelos al bol en que mezclaste los huevos, la mantequilla y el azúcar.

Une todos los ingredientes sin prisa, mezcla de forma envolvente hasta que obtengas una mezcla marrón uniforme en la que no se observe ningún rastro de ingrediente separado o grumo.

Forra con papel vegetal un molde cuadrado de 20×23 centímetros aproximadamente y vierte la mezcla. Hornea en horno precalentado a 180° C por 35 a 40 minutos.

Debes estar atento al tiempo de cocción según sea el calor de tu horno. Estos brownies son bastante chocolatosos por dentro, húmedos y deliciosos. Debes dejar que se enfríen muy bien antes de cortarlos.

Consejos para que disfrutes aún más de estos deliciosos brownies de chocolate sin harina

brownie

Tal como has podido ver, hacer estos brownies de chocolate sin harina no es nada complicado; y créeme, el resultado es realmente majestuoso.

Si bien, el brownie así solito están perfecto, también puedes añadirles unos frutos secos para dar un toque más crocante y divertido a la hora de comerlos.

Para que puedas cortarlos de forma prolija, espera que estén completamente fríos y humedece la hoja del cuchillo tras cada corte, así evitaras dejar restos sobre cada cuadrado.

La forma perfecta para disfrutarlos es acompañados con una bola de helado de vainilla y sirope de chocolate, la mezcla de texturas, sabores y temperaturas es para alucinar. De hecho puedes hacer el más rico helado de vainilla casero en menos de 10 minutos.

Utiliza un chocolate de buena calidad, al ser un ingrediente principal, debe contener un buen porcentaje de cacao.

Cosas que debes saber de los brownies

chocolate
  • Tal como te había comentado, surgió de un error en 1897 y a diferencia de otros postres como el cheesecake que se presume norteamericano, el brownie de chocolate si es auténticamente estadounidense, de hecho se afirma que nació exactamente en Bostón.
  • El brownie blanco no existe. Aunque se pueda preparar de forma muy parecida, recuerda que su nombre proviene de “marroncito”, por lo tanto una preparación que no lleve ese color, no debería ser conocida por ese nombre.
  • Este divino postre ha llegado a ser tan amado, que de hecho cada 11 de noviembre se celebra su día.
  • La textura interna del brownie de chocolate siempre debe ser húmeda. Cuando es más seca simplemente es un bizcocho.
  • Nunca debe cortarse caliente. Precisamente por su textura, es mejor esperar que se encuentre completamente frío al momento de cortarlo.
Artículo anteriorQué pasó con los actores de Bonanza
Artículo siguienteQué es Baratukin