Quantcast

Dulce de leche: los dos ingredientes que necesitas para hacerlo en su punto justo de azúcar

El dulce de leche es una divina tentación que ha trascendido las fronteras de Latinoamérica para adueñarse de los corazones de quienes aman el placer de un postre. El origen de este postre se dio como un error durante la preparación de leche azucarada, la cual se dejó en cocción por más tiempo del indicado, transformando la leche en una crema de color bronceado de inigualable sabor.

Que bueno que ese error se cometió y que así diera inicio al consumo de lo que hoy conocemos como dulce de leche, arequipe, cajeta o manjar.

El dulce de leche se utiliza para la elaboración y complemento de diversos tipos de postre, está presente en helados, tartas, natillas, flanes y hasta en licores. El placer emanado de un buen dulce de leche lo hace incluso perfecto para comer solito.

El dulce de leche, un dulce con historia

dulce de leche

El origen del dulce de leche se remonta a 1829. La creadora de esta delicia fue una de las criadas del General Juan Manuel de Rosas. Cuenta la historia que mientras la criada preparaba una lechada (mezcla de leche y azúcar) para servir al General un mate, está olvido la preparación sobre el fuego, al regresar encontró que la leche se había espesado y que su color se había modificado.

Su característico y tentador color, se debe al proceso de caramelización del azúcar con la leche.  

En lugar de desechar la mezcla decidió darla a probar al General, este quedó encantado con su sabor y procedió a endulzar su mate con este manjar. Este dulce también lo disfruto en ese momento el General Juan Lavalle, quién se encontraba reunido con Rosas discutiendo los puntos del tratado de Cañuelas con la finalidad de parar la guerra civil que amenazaba  ala provincia de Buenos Aires.

El dulce de leche es considerado de tal importancia para los Argentinos, que de hecho fue reconocido como “Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico de la Argentina”. Y la trascendencia de este delicioso dulce típico, lo ha llevado a ser el preferido por millones de personas en el mundo, al punto de que cada 11 de octubre se celebra el día mundial del dulce de leche.

¿Qué lleva el dulce de leche?

leche fresca

Este típico y tradicional dulce argentino lleva en su preparación solo: leche, azúcar, vainilla y bicarbonato de sodio, el cual es sumamente necesario en su preparación. El bicarbonato de sodio aporta el característico color marroncito y dorado tentador al dulce de leche; esto gracias a su acción en el proceso de caramelización del azúcar, a su vez, el bicarbonato neutraliza el ácido láctico presente en la leche y evita que esta se corte durante la preparación.

Aunque parezca complicado, hacer un rico y tradicional dulce de leche en casa no es en lo absoluto complicado, solo necesitas los ingredientes (los cuales son muy pocos y económicos) y armarte de paciencia disfrutando el proceso de su elaboración.

Anímate a preparar esta delicia en casa y darle un gusto placentero a tu paladar.

Dulce de leche 100% casero y delicioso

cajeta

Para que este dulce de leche quede con el toque de cremosidad y dulzor perfecto, solo sigue el siguiente paso a paso.

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • 350 gramos de azúcar
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Vainilla al gusto

Preparación

1.- Para comenzar con la preparación de este rico dulce de leche casero, agrega el litro de leche entera en una cacerola y llévala al fuego.

2.- Cuando la leche rompa a hervor, añade el azúcar y remueve hasta disolver por completo.

2.- Añade el bicarbonato de sodio y la esencia de vainilla. Disminuye la temperatura, de forma tal que ya no siga hirviendo.

3.- El proceso demorará aproximadamente 2 horas. En este tiempo, al principio remueve la preparación cada 10 minutos durante un tiempo aproximado de una hora y media, luego remueve de forma constante hasta alcanzar el punto deseado.

4.- Cuida que la leche no hierva, es importante ajustar la temperatura de forma correcta, al punto que puedas observar como la leche se va cociendo sin llegar a hervir.

5.- A medida que la cocción se va realizando, podrás observar como la leche se va tonando cada vez más oscura. Este es un proceso largo que requiere de paciencia, pero cuyos resultados serán en definitiva celestiales.

6.- Transcurridas dos horas y habiendo seguido todos los pasos anteriores, la leche debe estar mucho más espesa. Toma una pequeña porción y colócala en una superficie, puede ser un plato, pasa una cucharilla sobre la porción y notarás que el líquido no se vuelve a juntar, en este punto estará lista.

Listo para disfrutar

dulce de leche casero listo

7.- Cuando la leche tenga el punto deseado de cremosidad es momento de retirarla del fuego. 

8.- Continúa removiendo aún después de retirarla del fuego hasta que se encuentre templada.

9.- Mientras sigues removiendo, observarás como va adquiriendo cada vez más consistencia.

10.- Puedes conservarla en un envase cerrado en la nevera o en frascos de vidrio previamente hervidos.

Dependiendo del uso que vayas a darle al dulce de leche, debe ser la textura que busques. Si utilizaras el dulce de leche para rellenar alfajores, debes cocerlo por un tiempo más, pues necesitarás una consistencia más firme. 

Dulce de leche de leche condensada 

leche condensada

Si deseas puedes preparar tu dulce de leche utilizando una lata de leche condensada. En este caso, solo lleva una lata de leche condensada a una olla de presión, cúbrela completamente de agua, tapa la olla de presión y lleva a cocción por 25 minutos.

Transcurrido ese tiempo, deja enfriar y retira la lata de leche condensada. Es importante esperar que el contenido este completamente frío antes de abrir la lata.

Listo, tienes un delicioso dulce de leche de forma rápida y sencilla.