Quantcast
martes, 7 diciembre 2021 11:31

El ‘chantaje’ al Barça de Umtiti que lo pone fuera del equipo

En el FC Barcelona la situación sigue siendo muy complicada, más sin la colaboración de jugadores como Samuel Umtiti que no hacen que las cosas sean más fáciles. La crisis económica que está viviendo no está ni cerca de solventarse; de hecho, todo lo contrario en un equipo que tiene el panorama muy cuesta arriba en lo que a dinero se refiere. Esa terrible gestión que protagonizó Josep Maria Bartomeu junto a su directiva dejó sumido en un estado crítico al equipo; pero es que no solo es la terrible deuda generada por una mala política en fichajes, todos extremadamente caros y siendo malos negocios, sino que eso junto a las renovaciones con salarios desmedidos a jugadores que tal vez no lo merecían tanto, han hecho que la institución haya caído en ese círculo vicioso que lo tiene sumido tan abajo.

Para solucionar la deuda tendrán que pasar algunos años, pero la crisis con los salarios le está afectando en el plano deportivo al Barcelona; esto debido a que supera en más de 200 millones de euros el límite salarial impuesto por LaLiga Santander, lo que hace que tanto los nuevos fichajes que han contratado, como los de «Kun» Agüero, Eric García, Emerson Royal y Memphis Depay, así como la permanencia de Lionel Messi se pongan cuesta arriba. La situación con el astro argentino es lo que más difícil se está poniendo en el seno del club blaugrana, pues Joan Laporta está intentando con todas sus fuerzas deshacerse de algunos jugadores para aligerar la plantilla y la masa salarial que permita inscribir a Messi. Uno de los que está en la puerta de salida es Umtiti, aunque este tiene una exigencia algo complicada de satisfacer.

Una exigencia muy difícil de cumplir

Umtiti busca jugar Champions League

La lucha por salir de los jugadores con los que no cuenta Ronald Koeman todavía sigue en pie, pero la dificultad está en que la falta de ofertas, la negativa a salir o también el hecho de no aceptar la rebaja de salarios hacen que sea imposible una solución rápida. No obstante, el mandatario azulgrana debe hacer que se vayan y uno de los que más papeletas acumula para eso es un Umtiti que no quiere saber nada de un adiós a menos que se cumpla una petición muy importante. Tal y como informó ‘As’, el francés de 27 años no quiere irse y se niega a aceptar cualquier propuesta para abandonar el conjunto blaugrana; incluso amenaza con llevar a los juzgados al equipo si estos toman la decisión de rescindir su contrato. Sin embargo, aceptará irse si el equipo que lo fiche jugará competición europea.

El francés finalizará así su etapa en el Barça si el club que haga una oferta por él tiene presencia en Europa esta temporada, preferiblemente en la Champions League. El principal inconveniente para esa petición es que en la actualidad no hay ningún equipo que quiera fichar a Umtiti y mucho menos uno que vaya a jugar en la competición de clubes más importante del mundo. Los equipos saben, pues no hace falta más que ver lo poco que ha jugado, que el defensor galo no es el mismo desde el Mundial de Rusia 2018 en el que se proclamó campeón, como titular y pieza central; esto debido a que las lesiones y los constantes problemas físicos le han impedido tener la continuidad necesaria para seguir brillando de gran forma. De hecho, sin minutos de juego y con una rodilla maltrecha es un lastre para los balugranas.

Umtiti debe salir del Barcelona

El francés quiere quedarse

Dentro del Barcelona quieren que Umtiti se vaya por muchos motivos, pero principalmente porque representa un impedimento para que Messi se quede en el equipo. Su alto salario, de 14 millones de euros brutos, sería uno de los que rebajaría enormemente la cifra para que el crack argentino pueda permanecer en el equipo catalán; además de que este es desproporcionadamente alto para lo poco que interviene en los partidos. Koeman no solo parece negado a utilizarlo, tampoco el francés ayuda mucho en ese cometido. Los problemas físicos lo han mermado mucho durante las últimas temporadas y a su bajo nivel se suma esa rodilla que no lo deja desempañarse a toda su capacidad. Todo eso se suma a su negativa de querer ir al quirófano para operarse, pues le tiene un pavor terrible, y a usar tratamientos conservadores que a todas luces no han funcionado.

Pese a todos los problemas y las negativas que pone para irse, Umtiti está convencido de que ahora mismo tiene el ritmo para continuar en el Barcelona y de tener los minutos necesarios puede ser importante una vez más. En el conjunto blaugrana están muy decepcionados con su actitud, pues ni muestra iniciativa para irse, ni quiere bajarse el sueldo y ahora pone exigencias muy difíciles de cumplir para que pueda marcharse. El mercado de fichajes se antoja muy largo y complicado para la institución que preside Joan Laporta; porque ahora mismo deberá acomodar las cuentas para hacer que Messi y los fichajes puedan ser inscritos en la Liga. Salidas como las de Umtiti serán claves para ese cometido; pero tendrá que trabajar de forma ardua para que todo salga bien, pues no hay equipos en el horizonte que lo quieran y algo deben hacer para encontrarlos.