Quantcast

Laura Mañá rueda en Barcelona su nueva comedia

La directora de cine Laura Mañá rueda en Barcelona la comedia ‘Un novio para mi mujer’, protagonizada por Belén Cuesta, Diego Martín y Hugo Silva, que aboga por la importancia de reencontrarse con los sueños y la ilusión: «El covid nos ha enseñado que la vida es hoy, no hagamos planes».

En una entrevista, la directora y coguionista de la película ha subrayado que quiere que el público se olvide de las malas noticias con una película que les «arranque una sonrisa» y con la que pasen un buen rato.

En la película, basada en un filme argentino, Diego (Diego Martín) quiere separarse de su mujer, Lucía (Belén Cuesta), pero no sabe cómo afrontarlo, por lo que recurre al seductor Cuervo Flores (Hugo Silva) para que intente enamorarla y sea ella quien termine con el matrimonio.

Mañá ha subrayado que se trata de grandes actores de comedia, destacando que en toda película del género debe haber detrás «personajes muy sólidos», que en este caso han perdido su rumbo y su propia autoestima.

Hugo Silva, ha dicho que su personaje es «un superviviente, un pirata varado», que como el resto de protagonistas realiza un viaje vital para redimirse y recuperar la ilusión.

Ha enfatizado que el género de la comedia es muy necesario en estos tiempos, y ha recordado que siempre se ha realizado comedia «por supervivencia» en tiempos adversos, ya que es bueno y curativo reírse de uno mismo, lo que permite tomar una perspectiva diferente.

Silva ha subrayado que la cultura «está apegada al ser humano» y ha ido sobreviviendo, y ha dicho tener la esperanza de que, cuando la pandemia pase, el ser humano sea consciente de que el planeta va dando avisos y de que es necesario un equilibrio.

Por su parte, Diego Martín ha explicado que su personaje no se ha atrevido a realizar sus sueños y se ha dejado arrastrar por una tendencia a la pasividad, que le lleva incluso a contratar a un seductor para «poner fin» a una relación.

Preguntado por el hecho de rodar comedia en una situación como la actual, ha dicho que uno se termina abstrayendo y buscando acariciar una cierta normalidad, y ha subrayado que se ha evidenciado con esta pandemia la necesidad de «historias y contadores de historias».

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Mañá ha explicado que el rodaje está teniendo el componente de la pandemia en las medidas de seguridad, con test de antígenos, mamparas y turnos, pero ha mostrado un mensaje de optimismo: «El covid pasará, la película se quedará».

Silva ha dicho que es una situación distinta, pero que es más complicado para los equipos de producción y realización por la planificación, mientras que Martín ha dicho que se comienza a integrar como una rutina, siendo lo importante que se pueda rodar.

SEGUNDA VIDA EN PLATAFORMA

La película, que encara su último tramo de rodaje, se prevé estrenar en 2022, según ha explicado Mañá, y tras su paso por el cine recalará en Amazon Prime Video, lo que la directora barcelonesa cree que permitirá que la vea «mucha más gente», tal como ocurrió con su anterior ‘Te quiero, imbécil’, en este caso en Netflix.

«Espero que no perdamos el público que iba al cine por verla en plataformas», ha confiado Mañá, para quien ir a las salas es una actividad cultural y social, y ha dicho que al cine le perjudica más la pandemia que las plataformas.

En este sentido, Silva ha dicho que las plataformas han impulsado la internacionalización de los productos, lo que «viene bien», y ha subrayado que durante el confinamiento ha habido un consumo masivo, por lo que ahora se necesita producir.

Martín, que se ha incorporado a la serie ‘Élite’ de Netflix, ha afirmado que las plataformas dan una «vida posterior y amplitud internacional» a los productos, y ha señalado que eso también incide en la forma en cómo se conciben los proyectos, dirigidos a una mayor audiencia.