Quantcast

Los bomberos siguen trabajando para controlar el incendio en Las Bardenas Reales

Los bomberos, con apoyo de medios aéreos, continúan trabajando para controlar el incendio declarado ayer en el Vedado de Eguaras, un paraje de alto valor ecológico situado en el interior del parque natural de Las Bardenas Reales, que ha sido dado por estabilizado a primeras horas de esta mañana.

Trabajan en el lugar bomberos de los parques de Tudela, Peralta, Tafalla, Estella, Sangüesa y Cordovilla, efectivos de la BHIF y dotaciones del Guarderío Forestal del Gobierno de Navarra, así como voluntarios de Cruz Roja y de Protección Civil de Tudela que prestan labores de apoyo logístico.

Realizan constantes descargas de agua los dos helicópteros del Gobierno de Navarra y el avión Azor con base en el Aeropuerto de Noain-Pamplona, otros dos aviones del Ministerio con base en Agoncillo (La Rioja), un helicóptero pesado Kmov y otro avión Foca, que también ha aportado el Estado. Está previsto que el tercer helicóptero del Gobierno foral se desplace asimismo a la zona, según ha informado el Ejecutivo.

Los responsables del dispositivo de extinción del fuego han solicitado a los agricultores de la zona que aporten sus tractores para ayudar en las tareas de refresco y remate. El control del fuego, ha añadido, se ve dificultado por la sequedad del terreno y la elevada temperatura, que provoca constantes rebrotes en diferentes localizaciones que tienen que atajar los bomberos.

Una llamada recibida sobre las 20.17 horas de ayer en el teléfono 112 de SOS Navarra alertaba de que se había producido un incendio en un campo de cereal que estaba siendo cosechado, al parecer generado por la máquina cosechadora. El fuego cogió una gran fuerza con rapidez y alcanzó el arbolado, por lo que fueron movilizados inicialmente bomberos de los parques de Tudela, Peralta y Tafalla, además de dos BHIF con sus helicópteros y el avión Azor con base en el aeropuerto de Noain.

Lo avanzado de la hora de inicio del fuego obligó a una pronta retirada de los medios aéreos, reforzándose entonces el personal de tierra con unidades desplazadas desde los parques de Estella, Sangüesa y Cordovilla. Aún no puede conocerse el área total afectada, que incluye buena parte del Vedado de Eguaras del que se han salvado partes de las laderas norte y este, así como los cortados. El daño medioambiental es muy elevado al tratarse de una zona de alto valor ecológico, ha informado el Gobierno.