Quantcast

Salsa de tomate: así debe quedar para usarla en las bases de pizza

Preparar una rica pizza casera se ha convertido en uno de los mayores placeres. Así como al hornear pan el hogar se inunda con su rico aroma, lo mismo sucede mientras se prepara una deliciosa pizza casera, y que decir del olor de la salsa de tomate mientras llega a su punto justo. 

Si bien este plato es tradicional de la cocina italiana, gracias a su sabor y cualidades nutricionales que la hacen realmente completa, la pizza se ha colado en los menús de las diferentes cocinas del mundo y España no es la excepción. Una buena pizza parte de una buena masa y una salsa de tomate en su punto justo. Así que veremos los pasos que se deben seguir para hacer la salsa para pizza casera.

Antes de pasar a la receta, aclaremos algunas dudas comunes en torno a la salsa de tomate para pizza.

¿Se puede utilizar la salsa de tomate para pizza en otras preparaciones?

Salsa de tomate: así debe quedar para usarla en las bases de pizza

Para saber con exactitud si se puede o no utilizar esta salsa de tomate en otro tipo de preparación, es necesario establecer algunas diferencias. A diferencia de la utilizada para acompañar las pastas, esta salsa debe ser más densa, pues se necesita que no humedezca demasiado la masa base. 

Una salsa con alto contenido de agua no va a permitir que el resultado sea crujiente al momento de hornear. Quizás en muchos restaurantes utilicen la salsa de tomate de forma indistinta y solamente añaden agua o caldo al momento de servirla acompañando una carne o pasta, sin embargo cuando la hacemos en casa es mejor tenerlas diferenciadas, así créeme que disfrutarás mucho más su sabor.

¿Lleva azúcar la salsa?

azúcar

En las recetas de salsa de tomate italianas no se incluye azúcar en su preparación, sin embargo en muchos países incluyendo España, suele añadírsele un toque de azúcar para disminuir o contrarrestar el nivel de acidez del tomate. Así que será una elección muy personal el añadir o no el toque dulce. Utilizando unos jugosos tomates maduros se puede llegar a prescindir completamente de añadir azúcares artificiales.

La salsa de tomate para pizza, los ingredientes correctos son el secreto

tomate

Aun cuando se pueden preparar pizzas sin la salsa de tomate como base, existen una serie de ingredientes que garantizan un resultado asombroso y delicioso al ser combinado con otros vegetales o carnes. Los tomates que mejor quedan en este tipo de salsa son los tomates rama grandes y carnosos.

Si por alguna razón no cuentas con tomates frescos, puedes utilizar los enlatados, bien sea enteros o triturados.

La elección de los ingredientes para una buena salsa debe pasar por escoger aquellos que sean frescos, maduros y jugosos. Unos tomates muy maduros serán la clave para obtener un buen sabor, color y textura. Así mismo cualquier otro ingrediente que desees añadir debe cumplir el requisito de frescura. 

Prepara una deliciosa salsa de tomate para pizza

pizza

Para hacer una riquísima salsa necesitarás muy pocos ingredientes y el resultado será maravilloso. Una de las bondades de la salsa de tomate para pizza es que puedes congelarla y utilizarla en cualquier otro momento.  

La que te presento es la básica, la utilizada para pizza napolitana. Esta salsa es sumamente versátil y puedes añadirle los vegetales que prefieras según los ingredientes que vayas a añadir. Aun cuando es la más básica, es también la más utilizada y queda perfecta para una pizza sencilla o una con gambas así que manos a la obra.

La salsa de tomate para pizza que será la base perfecta para todas tus creaciones

Salsa de tomate: así debe quedar para usarla en las bases de pizza

Como te comentaba, esta salsa de tomate te permitirá añadir los ingredientes que desees partiendo de ella, adáptala a tus gustos y sorprende a todos. 

Necesitarás

  • 1 Kg de tomates
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 6 hojas de albahaca
  • Sal 
  • Cebolla (opcional)

La cocción perfecta de los tomates

Salsa de tomate: así debe quedar para usarla en las bases de pizza

Hacer esta salsa es sumamente sencillo y al conservarse muy bien en el congelador para ser utilizada en otro momento, puedes hacer una buena cantidad y guardarla para utilizar cuando la necesites.

Comienza limpiando los tomates, córtalos a la mitad y retírale las semillas, en este punto no será necesario que les retires la piel. Si decides añadir cebolla, retírale la piel y pícala finamente, añádelas junto a los tomates, las hojas de albahaca y una pizca de sal en una olla y llévalos a fuego bajo por 40 minutos. 

Una vez transcurridos los 40 minutos, pasa la preparación por un pasapurés para retirar la piel de los tomates y lleva nuevamente al fuego por 30 minutos, hasta que notes una textura densa.

Utiliza la cantidad que necesites y el resto puedes congelarlo en un envase hermético sin ningún inconveniente y así aprovecharla para hacer unas ricas pizzas en microondas en apenas 10 minutos.

Variantes que puedes usar en tu salsa de tomate para pizza

salsa de tomate

Una buena salsa de tomate para pizza debe quedar densa y sabrosa. Si lo deseas puedes añadir un toque de azúcar si sientes que el nivel de ácido del tomate está muy fuerte, aunque como te comentaba, con unos tomates jugosos y muy maduros no será necesario.

Como verás esta salsa es sumamente sencilla y no requieres de grandes dotes de che para que te quede a la perfección. Puedes adaptarla a tus gustos más personales y añadir un toque picante, pimientos, anchoas en conserva o cebollas moradas.

Para pizzas de gambas puede añadir una pequeña cantidad de nata y alucinarás con el sabor resultante.
Ya que estamos en la onda de la pizza, te invito a preparar estas espectaculares y rápidas que puedes hacer en el microondas en tan solo dos minutos y eso no es todo: son hechas dentro de una taza, así que no te las puedes perder.