Quantcast

Administraciones y sociedad civil condenan el asesinato machista en Roquetas de Mar

Administraciones e instituciones de Almería se han unido este lunes a la familia y allegados de Inmaculada Oyana Nzang, la mujer de 43 años asesinada presuntamente por su ex pareja en junio en el municipio de Roquetas de Mar, para mostrar la «más absoluta repulsa» al crimen machista y decir a las mujeres que están siendo víctimas de violencia de género que «no están solas, viendo que están arropadas».

La condena por la muerte violenta, cuyo supuesto autor ya ha sido detenido y ha ingresado por orden del juez instructor en prisión provisional, comunicada y sin fianza, se ha producido en dos actos, uno celebrado frente a las dependencias del Ayuntamiento de Roquetas de Mar y el segundo, en la sede del Gobierno andaluz en la capital.

La delegada de la Junta en Almería, Maribel Sánchez, ha indicado que «hoy más nunca todas» las administraciones e instituciones tienen que «mostrar unidad» y hacer «posible» que las mujeres que son víctimas de violencia de género «no se vean solas en la lucha».

Sánchez, quien ha hecho especial mención a los amigos y familiares que se han desplazado para estar en ambas convocatorias y quienes han acudido con fotos en su recuerdo, ha remarcado que la muerte violenta de Inmaculada, a quien su presunto asesino golpeó varias veces en la cabeza con una piedra tras abordarla en plena calle, eleva a cuatro las víctimas en Andalucía en 2021 y a 26 en el conjunto de España.

Por su parte, la asesora del Centro Provincial de la Mujer, María Monteagud, ha advertido de que esta es la «décima semana consecutiva» que «la sociedad tiene que salir» a condenar un crimen machista y ha urgido a «no tolerar ni normalidad» esta situación que mina una «sociedad democrática».

Ha valorado la «red de apoyo, la mayor» que constituyen los 16 centros municipales de la mujer en la provincia y ha apelado a la «responsabilidad de todos para, ante cualquier señal que vean, denuncien». «Está en nuestras manos y hay salida», ha apuntillado.

Por su parte, la diputada provincial de Igualdad y Bienestar Social, Carmen Belén López, ha destacado que la Diputación «trabaja activamente» en la «lucha» contra la violencia de género y ha afirmado de que el «reto siglo XXI tiene que ser acabar con esta lacra que no puede mantenerse como impedimento del crecimiento como sociedad».

«Desde la Diputación seguiremos poniendo todos los medios e instrumentos necesarios para apoyar a las mujeres víctimas y articulando medidas para que no se vuelvan a producir días como estos», ha finalizado.

Por su parte, desde la Subdelegación del Gobierno, la jefa de la Unidad de Violencia contra la Mujer, Raquel Martos, ha hecho un llamamiento para que se denuncie tanto a las víctimas como «a todo aquel que detecte violencia» porque «Policía Nacional y Guardia Civil están a su entera disposición las 24 horas».

Con respecto al hecho de que Inmaculada Oyana estuviese dentro del sistema de protección Viogen y hubiese acudido al centro municipal de la mujer en busca de asesoramiento tras varias denuncias interpuestas contra su presunto asesino, se ha insistido en que las «mujeres están protegidas» y los agresores «vigilados».

«Hay dispositivos de seguimiento telemático y por eso es muy importante la actuación de los órganos judiciales para su implantación. No hay constancia de ninguna agresión grave cuando tienen implantado ese dispositivo», ha concluido.

Con anterioridad, el alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, ha reiterado «el dolor» de los vecinos del municipio ante este momento «muy complicado» y ha indicado que el Ayuntamiento está a «disposición de la familia, que ha expresado su deseo de trasladar los restos mortales» de la mujer a su país natal, Guinea Bissau.