Quantcast

Cómo curar una herida en el oído

El oído es sin duda de las partes del cuerpo más importantes con la que cuentas. Es una parte imprescindible para poder comunicarse perfectamente,  ya que es el único de nuestro cuerpo que cumple la función de captar sonidos y transmitirlos al cerebro.

El oído es una de las zonas más delicadas, por lo tanto su cuidado debe ser importante y cuidadoso. Más aún con los niños, quienes tienden por curiosidad a introducir objetos extraños dentro.

Lea TAMBIÉN: CÓMO ACTUAR SI APARECE UN TROMBO POR LA VACUNA ASTRAZENECA

Algún rasguño, limpieza fuerte, golpe, cualquier incidente podría representar una lesión grave. Por lo que es sumamente importante el cuidado y atención necesaria para evitar daños en el oído. Recuerda que el riesgo extremo es quedar completamente sordo, por lo tanto es necesario mantener un cuidado riguroso.

¿Cuáles son los tipos de heridas y lesiones que se pueden presentar en el oído?

¿Cuáles son los tipos de heridas y lesiones que se pueden presentar en el oído?

Tenga en cuenta que las heridas en el oído se pueden presentar de diversas formas, más aún si se utiliza de forma incorrecta los hisopos o se introduce algún objeto duro. Mayormente las personas tienden a rascarse la zona con cualquier objeto puntiagudo, y por lo tanto se corre riesgo de lesión.

Los niños en su mayoría son curiosos y esta zona es más llamativa para ellos. Por lo tanto muchas veces con juguetes, palillos o incluso pequeños granos , pueden llegar a alojarse en el oído por la curiosidad de los pequeños.

Por esta razón se recomienda completa atención y siempre mantener una revisión constante para evitar lesiones de oído sorpresiva.

Tenga en cuenta

Tenga en cuenta

Las lesiones de oído que se destacan son las siguientes:

  • Cortadura o rasguño. La mayoría de las cortadas en el oído externo no necesitan suturas.
  • Magulladura. Este tipo de lesión en el oído externo consisten solamente en un moratón y sanan por sí solas.
  • Coágulo de sangre (grave). La mayor parte del oído externo (la oreja) consiste en cartílago. Un coágulo grande (hematoma) puede cortar el aporte de sangre al cartílago. El hematoma necesita ser drenado, de lo contrario el oído puede deformarse (oído del boxeador).
  • Sangrado en el conducto auditiva. Este tipo de lesión suelen ser consecuencia de un arañazo o lesión en el conducto auditivo con un palillo de algodón, una uña o durante un examen del oído. En la mayoría de los casos el sangrado cesa por sí solo. Si el sangrado persiste, se necesita un examen médico.
  • Lesiones con hisopos de algodón: Los hisopos de algodón suelen ser los causantes de heridas y lesiones más comunes en el oído. Se estima que más de 1.000 suelen perforarse el tímpano con hisopos. Por ello es necesario el extremo cuidado y más con los más pequeños.
  • Perforación del tímpano. En la mayoría de los casos, estas perforaciones son consecuencia de la introducción de objetos largos y puntiagudos en el conducto auditivo, como palillos de algodón, lápices, ramas, o cualquier objeto puntiagudo.
  • Pérdida de la audición (grave). Causada por un traumatismo cerrado (sin herida abierta), por ejemplo una bofetada en el oído. También puede ser causada por explosiones.

¿Cómo atender una lesión en el oído?

¿Cómo atender una lesión en el oído?

En caso que estemos tratando una lesión leve no tan profunda en el oído, a continuación puede seguir los siguientes pasos para curar la herida.

En caso de sangrado en el oído, puede presionar de forma directa sobre la herida. Utilice una compresa de gasa o un paño limpio. Es recomendable que haga presión durante 10 minutos o hasta que el sangrado se detenga.

Limpieza de la herida en dicha zona. Para esto se recomienda lavar la herida con jabón y agua durante cinco minutos en caso que la herida sea externa. Tenga precaución para evitar que el agua entre al oído.

En cuanto a las cortaduras o rasguños, se recomienda alguna pomada antibiótica de uso general. Es decir que no requieren recetas médicas. Casi siempre en este punto es recomendable que haya acudido al médico. La pomada para la herida de dicha zona es recomendable aplicarse 3 veces al día. Puede consultar al médico para su correcta aplicación.

Vigilancia a los más pequeños

Vigilancia a los más pequeños

Solo en caso de heridas externas cúbralas con un vendaje adhesivo (como Band-Aid). Cambie el apósito todos los días.

Sobre los medicamentos a tomar para atender el dolor, de forma general se recomienda tomar acetaminofén o ibuprofeno. Estos medicamentos no requieren receta médica por lo tanto pueden ser comprados en cualquier farmacia.

Tenga en cuenta que las heridas o lesiones en el oído que son leves, tienden a sanar fácilmente. Por ejemplo una cortadura suele sanar entre 2 a 3 días sin problema. Si la herida es profunda o no deja de sangrar será necesario consultar al médico cuanto antes.

Recuerde mantener el cuidado necesario en el oído, no utilice objetos puntiagudos que puedan lastimar el oído. Mantenga siempre en vigilancia a los más pequeños, que como ya hemos mencionado, suelen estar expuestos en su mayoría a lesiones de este tipo.