Quantcast

¿Está siendo 2021 el año del boom del trading online?

Durante los últimos meses ha aumentado el interés de las masas por el trading. Seguro que has visto gran cantidad de anuncios y menciones a él en las redes sociales. Y son muchos los supuestos expertos que ofrecen formación gratuita o de pago a través de Internet.

Además, las noticias no paran de hablar acerca de las criptomonedas. Están apareciendo infinidad apps que te permiten invertir desde el móvil, aunque no tengas ningún conocimiento en la materia.

La realidad es que muchas personas se están lanzando de lleno a esta actividad. Incluso algunas que nunca se habían interesado por el mundo de las inversiones.

Si tú también estás interesado en empezar en el trading, aquí encontrarás algunas claves.

¿Qué es el trading online?

El trading es una actividad especulativa que se lleva a cabo en los mercados financieros. Los que la practican compran y venden distintos activos con la intención de obtener beneficios con las diferencias de precio.

Idealmente consistiría en comprar un producto financiero a un precio bajo, esperar a que se revalorice. Y después venderlo. La actividad se efectúa con distintos tipos de activos y en diferentes plazos temporales.

Activos con los que se suele hacer trading

Históricamente, el gran público asociaba esta actividad a las acciones de empresas. Aunque en los últimos tiempos han ganado más popularidad los mercados de criptomonedas y los de intercambio de divisas (forex).

Pero, además de estos, también es posible hacer trading con materias primas, futuros, fondos indexados, índices y opciones. Cada broker ofrece diferentes instrumentos y aplica comisiones distintas. Si utilizas una guía como esta, podrás compararlos de forma rápida para elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Tipos de trading según el marco temporal

Si los instrumentos financieros indican en qué estas invirtiendo, el marco temporal hace referencia al tiempo que duran dichas operaciones. Hay diferentes estrategias según el plazo que quieras mantener tu dinero en el mercado.

Inversiones a largo plazo (position trading)

Este tipo de inversión consiste en comprar un activo y mantenerlo por muchos meses o varios años. Es la que ofrece mayores rentabilidades y menos gestión por tu parte. Una vez que hayas decidido el producto que quieres comprar y lances la orden, será suficiente con revisar cómo van las cosas cada varios meses.

Si lo haces con acciones te da la posibilidad de obtener beneficios extra con los dividendos.

Medio y corto plazo (swing trading)

Aquí estarás en el mercado desde unos pocos días a algunas semanas. O de unas semanas a unos meses, dependiendo de tus preferencias. Requiere más vigilancia y gestión que el tipo anterior, aunque suele ser suficiente con dedicarle unas pocas horas cada semana.

Trading intradía (corto plazo)

Las operaciones se abren y se cierran en el mismo día. A veces, en cuestión de segundos. Ofrece beneficios rápidos, aunque no tan sustanciosos como las dos estrategias anteriores. Su desventaja es que exige de mucha dedicación. Es difícil de ejecutar a menos que tengas mucho tiempo disponible cada día y te lo tomes como un trabajo a tiempo completo.