Así puedes saber si una sandía está buena sin abrirla

A quién no le ha pasado que estando de compras decide llevarse una fruta y escoge una sandía, y cuando llegas a tu casa y la abres, te das cuenta de que no estaba buena. Y te quedas pensando en el don que tienen muchas personas para saber escoger la sandía perfecta, el cual suelen poseen casi siempre las personas mayores.

Pero tranquilo, ya no volverás a escoger una sandía en mal estado pues te daremos unos trucos para saber si está buena sin abrirla y debe convertirse en tu fruta favorita este verano.

Con estos trucos para saber si una sandía está buena sin tener que abrirla no tendrás que esperar más a llegar a casa para descubrir si tuviste suerte esta vez o de nuevo fracasaste en tu elección, bien sea lisa o rayada.

Si la sandía presenta un corte

Si La Sandía Presenta Un Corte

En algunos mercados se pueden encontrar las sandías abiertas y envueltas a la hora de vender, lo cual facilita mucho más la elección que se haga al comprar una entre varias.

Un truco muy útil que te puede servir es que siempre debes elegir la sandía en la que veas pepitas con un color muy oscuro, ya que cuando una sandía presenta pepitas de color blanco significa que tiene un grado muy escaso aún de maduración.

Otra cosa de la cual debes siempre asegurarte con mucho detalle y atención, es que la sandía que vayas a escoger no posea una textura que sea aparentemente harinosa. Todos estos trucos y consejos mencionados te servirán para poder saber si una sandía está buena sin necesidad de abrirla.