Quantcast
sábado, 25 septiembre 2021 8:51

Los fallos por los que España se ha quedado a las puertas de la Eurocopa

Al final las alas no bastaron, y España se quedó a las puertas de la Eurocopa. Unas semifinales ante Italia donde, a pesar de no haber jugado tan mal, y donde se les consiguió tutear de igual a igual en diferentes tramos del partido, un gol tempranero de la selección italiana y una repetitiva tanda de penaltis despertó a un combinado nacional que llegó más lejos de lo que podían parecer.

España se encontró con un muro de contención. Donnaruma, el portero rival, mostró la gran clase de jugador que es, y sumado a una defensa férrea e impoluta, ni los Oyarzabal ni los Ferrán Torres supieron meter mano al equipo contrario, que, incluso, se dio en mejor forma que nunca de cara al gol. Con todo, el camino de España en la Eurocopa termina aquí. ¿Qué fallos impidieron el pase? Lo repasamos.

España se marcha de una Eurocopa competida de menos a más

España Italia Eurocopa semifinales

Es cierto. El camino se puso cuesta arriba desde el principio en esta Eurocopa. Primero antes siquiera de comenzar, donde la polémica por la vacunación llamó la atención de todo el mundo. Ahí, entonces, arrancó un torneo del que no siempre se contó con España-

Y no por nada, sino por méritos propios. Sí es verdad que conforme iban avanzando las eliminatorias, la selección española de Luis Enrique supo llevar el timón de los partidos, incluso ante Suiza, una rival que nos puso las cosas difíciles hasta el último penalti que transformó el vasco Oyarzabal.

Pero, al mismo tiempo, bien vale recordar que se encontraron más de una complejidad. En primer lugar, la falta de gol. Nunca fue la mejor arma del combinado español, donde, a pesar de contar con figuras como la de Álvaro Morata, uno de los protagonistas de cara a la portería este año en la Juventus junto a Cristiano Ronaldo, el gol se le resistía, hasta el punto de fallar lo infallable (ese mano a mano ante el portero sueco, o la falta de rapidez con Polonia). Pero luego, la buena disposición de los Koke, Fabián, Oyarzabal… supo abrir la ventana de una final que podía estar más cerca. Pero llegó Italia.