Quantcast

Fideuá de carne: esta es la mejor que puedes usar

Una rica fideuá de carne cae genial como un almuerzo dominguero, todos reunidos en familia, libres de preocupaciones y juntos en la mesa compartiendo un plato lleno de sabor y tradición mediterránea. 

La más tradicional ha sido la fideuá de mariscos; sin embargo, las de pollo, carne y vegetales se han ganado la popularidad gracias a la combinación de sabores que las hacen realmente únicas.

En el caso de la fideuá de carne, la carne de ternera es ideal para tener un resultado suave y tierno. No te puedes perder esta espectacular receta y comprobar por ti mismo su exquisitez.

Receta para una fideuá de carne alucinante

Fideuá de carne: esta es la mejor que puedes usar

Ingredientes

ternera
  • 350 gramos de fideos para fideuá (gruesos)
  • 250 gramos de pollo (la pechuga)
  • 250 gramos de carne de ternera
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 1 cebolla grande
  • Un vaso de pasta de tomate
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Laurel
  • Perejil fresco 
  • Azafrán
  • Sal al gusto

Preparación

preparación

1.- El primer paso es limpiar perfectamente tanto la carne de pollo como la de ternera y retirar cualquier exceso de grasa. Una vez estén bien limpias y magras, corta las carnes en trozos pequeños y resérvalas.

2.- Lava muy bien las cebollas y los pimientos, en el caso de la cebolla retira perfectamente la piel. Córtalos en trozos pequeños y resérvalos también.

3.- Sobre una paellera grande, vierte una buena cantidad de aceite oliva virgen extra y llévala al fuego.

4.- Una vez que el aceite este bien caliente, añade los vegetales cortados: la cebolla y los pimientos y sofríelos hasta que estén bien pochados, agrega la carne de ternera y los trozos de pollo que habías picado.

5.- Cuando estén las carnes y vegetales rehogados, vierte con cuidado el caldo de carne y remueve bien sobre todo el fondo para que los sabores se vayan impregnando.

6.- Añade la pasta de tomate una hoja de laurel y una pizca de sal. Remueve todo muy bien y déjalo en cocción por unos 5 minutos.

7.- Es el momento de incorporar los fideos de fideuá y dejar que se cuezan según el tiempo que recomienda la marca fabricante; sin embargo, la cocción perfecta de la misma se alcanza entre los 8 y 10 minutos aproximadamente.

8.- Durante el tiempo de cocción, ve verificando muy de cerca la textura de los fideos, y una vez están listos, aparta la paellera del fuego y déjalo reposar durante unos 15 minutos antes de servir en los platos. De esta manera estás dando tiempo suficiente para que los sabores se mezclen de manera perfecta.

Sirve y espolvorea perejil fresco picado y a deleitarse con este exquisito plato.

Alternativas

vegetales
  • El caldo de carne es muy necesario para incrementar el sabor de la fideuá; en caso de no tenerlo, puedes añadir un par de cubos concentrados de carne en agua caliente y sustituir con esto el caldo. Evita añadir solo agua. De igual forma, recuerda que el caldo a utilizar no debe tener nada de grasa.
  • Puedes reemplazar la carne de ternera por carne de cerdo magra.
  • Añadir otros vegetales otorgará un toque de color y sabor adicional perfecto a tu fideuá, los granos de maíz dulce caen de maravilla.

Carne de ternera; ¿Por qué es la mejor?

ternera

En esta receta te recomiendo utilizar carne de ternera, porque es súper tierna y muy pero muy magra. Una buena fideuá de carne, debe ser magra y con un sabor espectacular. La ternera aporta nutrientes de gran valor a este plato y crea una combinación perfecta con el sabor del pollo. 

Cuando buscamos una carne tierna y que quede realmente suave, la ternera es la más indicada, con esta carne incluso garantizas que platillos como la carne con tomates queden realmente buenos.

Consejos para una fideuá de carne perfecta

Fideuá de carne: esta es la mejor que puedes usar

Para que la fideuá de carne te quede realmente perfecta, dale un vistazo a los siguientes consejos y te garantizo un resultado 10.

El tipo de fideo

fideos

Los fideos perfectos no deben ser ni muy gruesos ni muy finos. Los muy gruesos no absorben tan bien los sabores y aparte de eso quedarán dando la impresión de ser más como unos espaguetis; por su parte, los muy finos quedaran empastados y se pueden sobre cocer fácilmente.

El número recomendado para los fideos, es el 2 y el 3.

La importancia del sofrito en la fideuá

sofrito

Todo sofrito debe tener cebolla para garantizar un sabor fenomenal en la fideuá, la cebolla le otorga un sabor dulzón que realza y funde todos los matices en un solo bocado. No debes permitir que las cebollas o los pimientos se quemen, estos deben quedar apenas pochados y la pasta de tomate debe hacer el resto. 

Evita cortar de un tamaño muy grande los vegetales, deben percibirse pero no marcar demasiado su presencia.

El caldo

caldo

Tal como te comentaba en las variaciones, garantizas un buen resultado cuando utilizas el caldo natural desgrasado. El caldo debe ser ligero, sin sabores muy acentuados, pero con el gusto a carne justo para que impregne muy bien en todos los sabores sin tapar ninguno.

Sofríe el fideo de la fideuá

Fideuá de carne: esta es la mejor que puedes usar

Sofreír los fideos es un truco muy utilizado por diferentes chefs. Con este truco garantizan la cocción de los fideos sin que estos queden pegajosos, para ello colocan un poco de aceite de oliva extra virgen con un diente de ajo a sofreír y cuando está caliente pasan los fideos para tostarlos un poco.

Cocción perfecta

Fideuá de carne: esta es la mejor que puedes usar

Al momento de añadir el caldo, el fuego debe estar bien alto y calentar perfectamente todos los ingredientes. Al momento de añadir los fideos, el caldo debe estar lo suficientemente caliente, una vez que se añaden los fideos, no se deben remover mucho los ingredientes, solo repartirlos un poco. 

Cuando se haya hecho la cocción, se debe bajar el fuego y mantenerlo de esta manera por unos 5 minutos adicionales. El caldo nunca debe secarse por completo, la preparación debe quedar jugosa.

El reposo de la fideuá

reposar

El reposo de la fideuá antes de degustarla debe ser un paso obligatorio, de esta manera garantizas realmente que todos los sabores se mezclen y terminen realzados de forma magistral.