Quantcast

La ONU fija en 3,36 billones las pérdidas mundiales por el impacto del Covid en el turismo

La economía mundial perderá cuatro billones de dólares (3,36 billones de euros) en el conjunto de 2020 y 2021 como consecuencia de las pérdidas generadas por el sector turístico ante el impacto de la pandemia del Covid-19, según ha cifrado este miércoles la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés).

«El mundo necesita un esfuerzo de vacunación global que proteja a los trabajadores, mitigue los efectos sociales adversos y se tomen decisiones estratégicas en relación con el turismo, teniendo en cuenta los posibles cambios estructurales«, ha afirmado la secretaria general en funciones de Unctad, Isabelle Durant.

El informe, publicado en conjunto con la Organización de Mundial de Turismo (OMT), estima estas pérdidas tanto por el impacto directo de la pandemia en el turismo como por el «efecto dominó» en otros sectores estrechamente relacionados.

Solo en 2020, el impacto sobre la economía mundial fue de 2,4 billones de dólares (2,02 billones de euros), debido a la «fuerte caída» de los viajes internacionales. El documento alerta de que este año puede producirse una pérdida similar, debido a que la recuperación del sector turístico depende en gran medida de la campaña global de vacunación. El 60% de las pérdidas previstas para este año se concentrarían en aquellos países menos desarrollados, donde la campaña de vacunación no va tan avanzada.

«El turismo es un salvavidas para millones de personas, y avanzar en la vacunación para proteger a las comunidades y apoyar la reanudación segura del turismo es fundamental para la recuperación de puestos de trabajo y la generación de recursos muy necesarios, especialmente en los países en desarrollo, muchos de los cuales dependen en gran medida del turismo internacional«, ha apostillado el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

Según el informe, la reducción del turismo provoca un aumento promedio del 5.5% del desempleo de la mano de obra no cualificada, con una gran variación del 0% al 15%, según la importancia del turismo para la economía.

La mano de obra representa alrededor del 30% del gasto de los servicios turísticos, tanto en las economías desarrolladas como en las que están en vías de desarrollo. El sector emplea a muchas mujeres y jóvenes, quienes tienen relativamente pocas barreras de entrada a este sector.