Quantcast

El Grupo Asisa aumentó su plantilla en pandemia un 15,8%

El Grupo Asisa aumentó un 15,8% su plantilla en los meses más complicados de la pandemia, al crear 833 nuevos puestos de trabajo, con lo que el total se sitúa en 6.097 trabajadores.

Así lo ha recordado el grupo durante la Asamblea General de su único accionista, Lavinia, que ha reafirmado los ejes de su estrategia para los próximos ejercicios.

«En el contexto tan complejo, inesperado y desconocido que ha creado la pandemia, el Grupo Asisa ha estado a la altura del desafío», ha señalado su presidente, Francisco Ivorra.

En este sentido, Asisa ha destacado en la Asamblea su renuncia a aplicar las cláusulas de sus pólizas que excluyen la prestación en caso de epidemia y ha garantizado la atención sanitaria de todos sus asegurados.

El Grupo seguirá apostando por el crecimiento y la diversificación de su actividad aseguradora con el objetivo de consolidarse como una referencia del cuidado integral de las personas a través de su cartera de seguros de salud, dental, vida, decesos, accidentes, mascotas o viajes.

El crecimiento registrado en 2020 les ha permitido desarrollar el segundo pilar de su estrategia: impulsar una red asistencial propia liderada por el Grupo Hospitalario HLA, que cuenta con 16 hospitales, 36 centros médicos multiespecialidad y 41 unidades de referencia en tratamientos de última generación.

Asimismo, Asisa seguirá impulsando su proceso de internacionalización, con nuevos proyectos que se sumen a los que la compañía mantiene en Brasil, México, Nicaragua, Oriente Próximo, Italia y Portugal, entre otros países.

De esta forma, está prevista la apertura de las dos primeras clínicas de Asisa Dental en Londres, en tanto que se ampliará la red True Smile Works en Emiratos Árabes Unidos.

En cuanto a la digitalización, ha destacado el desarrollo de la telemedicina, con el despliegue de Asisa Live o el Chat Médico, así como el Servicio de Apoyo Psicoemocional de la aseguradora.

Asisa priorizó en 2020 el uso de energías procedentes de fuentes 100% renovables, lo que le ha permitido dejar de emitir a la atmósfera 3.153 toneladas de CO2 equivalente que habrían tenido un coste social de, aproximadamente, 565.000 euros.