Quantcast

PP vasco recuerda al edil Manuel Zamarreño como un «héroe de la libertad»

El presidente del PP del País Vasco, Carlos Iturgaiz, ha recordado al edil popular de Errenteria como un «héroe de la libertad» en el 23 aniversario de su asesinato a manos de ETA, y ha mostrado su «eterno agradecimiento» a las víctimas del terrorismo, para las que ha reclamado «memoria, dignidad y justicia».

Iturgaiz ha homenajeado a Zamarreño este viernes en el cementerio de Altza de San Sebastián, acompañado de la presidenta del PP en Guipúzcoa, Muriel Larrea, y de dirigentes y cargos de la formación popular en el Territorio.

En su intervención, en las que ha tenido palabras de apoyo para la viuda y los hijos de Zamarreño, ha destacado la importancia de «mantener la memoria» de las víctimas, y ha recordado que el edil asesinado «tenía muy claro que él quería defender en Errenteria la figura de su amigo José Luis Caso, que fue asesinado pocos días antes».

«Él sabía que las amenazas de ETA estaban encima de su cabeza como una espada de Damocles pero, a pesar de eso, dio ese paso adelante, sabiendo que le podían matar, para ser el concejal que iba a sustituir a Caso». A su juicio, Zamarreño es «el ejemplo de tantas y tantas historias trágicas de víctimas del terrorismo en este país» con las que «ETA se cebó».

Iturgaiz ha incidido en que, especialmente en aquellos momentos, ETA «quiso cebarse con el PP del País Vasco y con el PSE, pretendió aniquilarnos que desapareciéramos físicamente de esta tierra y políticamente». Pero, ha destacado, que «le salió el tiro por la culata».

De este modo, ha subrayado que «los hombres y mujeres del PP vasco en aquellos tiempos, como los que ahora defienden las siglas del PP, nunca dieron su brazo a torcer». «Nunca nos arrodillamos ante las exigencias de los criminales de ETA y no lo hicimos por el amor a nuestra tierra y porque para nosotros lo más importante es que la libertad sea lo que impere en nuestra tierra», ha dicho.

El dirigente de los populares vascos, asimismo, ha lamentado que «en esta tierra todavía algunos sigan con los mismos tics que en el tiempo que mataron a Manolo Zamarreño», en referencia a EH Bildu, que, según ha denunciado, «sigue justificando lo injustificable, sigue sin condenar la violencia, sin condenar las amenazas a los partidos políticos y a la ertzaintza, los ataques a un exconcejal del PP como el otro día en Vitoria».

Para Iturgaiz, «eso demuestra claramente que ellos, como brazo político de la organización terrorista ETA, siguen en las mismas lamentables dinámicas de no entender que lo que necesita nuestra tierra es libertad, democracia, respeto entre todos, que es precisamente donde no quiere entrar Bildu».

De este modo, ha lamentado también que Pedro Sánchez, «desgraciadamente el presidente del Gobierno», tiene como apoyo parlamentario a «aquellos que se llaman Bildu que justifican la violencia y que no condenan el terrorismo ni los actos violentos que ha habido y que hay en esta tierra».

En ese sentido, ha insistido en que «intentar gobernar con aquellos que están fuera del juego democrático, fuera del respeto democrático» supone «una lacra terrible para un gobierno y en este caso para el gobierno del señor Sánchez, que debería pensar con quién quiere hacer política y con quién está llevando adelante tantos planteamientos que son muy dañinos para nuestro país, para nuestra nación porque ser rehén de Bildu es una tragedia para el Gobierno de Sánchez y también para toda España».

«MANTENER VIVO EL RECUERDO»

Por su parte, Muriel Larrea ha recordado que Manuel Zamarreño fue concejal del PP en Errenteria «durante tan solo 34 días» y que en ese mismo atentado sufrió heridas su escolta. «No podemos dejar de reunirnos y de homenajearle porque tenemos que mantener vivo ese recuerdo porque se lo debemos a su viuda Marisol y a sus hijos», ha resaltado.

Larrea ha defendido que «para evitar que lo que sucedió no vuelva a suceder es importante mantener viva la memoria y luchar por la dignidad y la justicia de las víctimas del terrorismo». Además, ha resaltado que Zamarreño «es un ejemplo de compromiso con la democracia en Euskadi», así como todos los concejales y cargos del PP que fueron amenazados por ETA.

«Manolo fue un ciudadano humilde, si ningún tipo de ambición política, comprometido con su pueblo hasta tal punto que la hostilidad y la presión no le hicieron renunciar. Tuvo el coraje de quedarse en Errenteria cuando a José Luis Caso le acababan de asesinar y sufrió toda una campaña de acoso y derribo por parte de ETA antes de su asesinato», ha recordado la presidenta de los populares guipuzcoanos.

Finalmente, ha llamado a «mantener viva la memoria de todos y cada uno» de sus compañeros que «perdieron la vida por hacer frente al terrorismo de ETA, por luchar por la libertad de todos y cada uno de los guipuzcoanos, vascos y españoles» que hoy «respiran mucho más tranquilos».