Quantcast

Chorizo a la sidra: así se prepara la receta más asturiana

La cocina asturiana esta llena de sencillez, sabor y tradición; para los asturianos nada mejor que la buena mesa y para ellos no es nada complicado sacar provecho de pocos ingredientes para obtener un rico platillo completo, entrante o tapa de manera rápida y supremamente deliciosa. El chorizo a la sidra cumple con todos los requisitos de un buen platillo de Asturias y si te gusta el sabor de un buen embutido y una buena sidra, no puedes perderte hacerlos en casa.

El consumo de chorizo y otros embutidos en España data desde hace muchísimo tiempo; de hecho, existen registros que señalan que en el siglo XVI ya eran elaborados por los españoles unos ricos chorizos muy diferentes a los de otras latitudes.

Mientras en otras regiones los chorizos eran pálidos o negros gracias al aporte de la sangre; en España apenas llegaron los pimentones provenientes de América, estos fueron añadidos a la carne de chorizo, lo que les otorgo de un colorido toque rojizo y bastante característico.

El chorizo y la gastronomía asturiana

chorizo

En el caso particular de Asturias y su gastronomía, su recetario está lleno de recetas antiguas que transmitidas de generación en generación han logrado mantener hasta la actualidad el más tradicional sabor. Tal es el caso de la fabada asturiana, que ha logrado mantenerse en el tiempo con la receta original de las abuelas.

La comida típica asturiana esta llena de sabores y texturas propias de su tierra. Toda su materia prima proviene del ganado propio, de las aguas de su litoral y de sus huertas, las cuales han hecho florecer a algunas de las mejores y más consumidas legumbres de España.

En lo que respecta al chorizo, este ingrediente es sumamente valorado por los asturianos, quienes lo preparan de forma habitual con carne de cerdo y tocino, pimentón dulce y picante, orégano, ajo y sal para dejarlo en maduración por 12 horas y posteriormente embutirlo en su tripa.

La curación de un buen chorizo asturiano dura como mínimo 15 días y de hecho puede prolongarse por unos meses. En cuanto a los ahumados, suelen realizar este proceso con humo de madera de roble. 

Los chorizos son tan emblemáticos para la cocina asturiana, que de hecho están presentes en platos como los callos a la asturiana.

Asturias y su sidra, imposible no valorarla

Sidra

La sidra asturiana es un verdadero ícono de la gastronomía y cultura de la región, por ello cuenta con la Denominación de Origen Protegida de la Unión Europea como “Sidra de Asturias”. 

La producción de la sidra asturiana viene desde las épocas prerromanas y se ha mantenido hasta la actualidad como todo un símbolo cultural. Tan solo en el año 2020, en esta comunidad autónoma la producción de sidra alcanzó los 60.000.000 de litros. 

No es de extrañarse que uno de los frutos de mayor identidad en Asturias sea la manzana, fruta divina y fragante que da pie a la creación de las mejores sidras. Es imperdonable que en Asturias se celebre alguna festividad sin que los presentes tengan un buen vaso de sidra en sus manos. Durante el verano, el consumo de sidra llega a niveles elevados en cada romería y verbena, por supuesto que acompañada del tradicional chorizo.

De la sidra asturiana hay algunas curiosidades que quizás si no eres oriundo de esa maravillosa tierra puedes desconocer.

  • La referencia más antigua que se consigue de la existencia de los pomares en Asturias corresponde al momento de la fundación del monasterio de San Vicente y de la ciudad de Oviedo que data de una fecha bastante antigua: 25-11-781, en esta acta se describe como en la propiedad se encontraban gran cantidad de pomares. 
  • La sidra asturiana es 100% natural y completamente saludable, es antioxidante, mejora la salud cardiovascular y suma pocas calorías.
  • En Asturias es muy tradicional la fiesta de la espicha, esta fiesta consiste en abrir el tonel para verificar si la sidra esta lista y celebrar acompañando con tapas de chorizos o patatas.
  • La forma correcta de disfrutarla es fresca, ni muy fría ni muy caliente. Muy fría resulta insípida y caliente no cae bien, llega a causar náuseas.

Chorizo a la sidra, así se prepara

Chorizo a la sidra: así se prepara la receta más asturiana

Habiendo realizado un pequeño repaso de los dos ingredientes utilizados para esta receta típica asturiana, ha llegado el momento de prepararla y disfrutarla. Ya podrás apreciar que no es nada complicada y resulta demasiado divina al paladar.

La sidra utilizada para preparar el chorizo debe ser natural; que aunque es fermentada no presenta gas, su aspecto es amarillo pajizo y un poco transparente.

Ingredientes

Ingredientes

Simplemente dos ingredientes hacen falta para esta rica receta y ambos son un verdadero emblema de la cocina asturiana.

  • 400 gramos de chorizo fresco
  • 800 ml de sidra asturiana sin gas 
  • 2 hojas de laurel

Preparación del chorizo a la sidra

preparación

1.- Lo primero es tener a la mano una sartén que sea ancha, en esta añade la sidra y las hojas de laurel, llévalo a fuego bastante fuerte.

2.- En el momento en que la sidra comience a hervir añade la sal y el chorizo entero. Mantén la cocción por 30 minutos.

3.- Transcurridos los 30 minutos, retira los chorizos y córtalos en rebanadas de aproximadamente un dedo y medio de grosor.

4.- Una vez que todos los chorizos estén rebanados, llévalos de regreso a la sidra. Permite que se cocinen por tres minutos adicionales y sírvelos inmediatamente.

Trucos para un chorizo a la sidra perfecto

Chorizo a la sidra: así se prepara la receta más asturiana

1.- Para tener unos chorizos jugosos y deliciosos, evita pinchar o cortar los chorizos antes de llevarlos a cocción inicial. Muchas veces se piensa que haciendo esto, los chorizos impregnaran los jugos con su sabor, y así es, sin embargo al salir la grasa del chorizo, este quedará seco en su interior.

Un buen chorizo a la sidra debe ser jugoso por dentro y estar acompañado de ese sabor característico de la sidra asturiana.

2.- Para un resultado perfecto utiliza siempre sidra natural. Evita usar sidras con gas.
3.- Para presentarlos como entrante puedes acompañarlos de unas patatas bravas o unas sencillas patatas asadas