Quantcast

Tarta de queso: los errores que pueden arruinar tu postre

La tarta de queso es tan suculenta que ocupa un lugar de honor entre los postres de todo el mundo. Esta cremosa tarta es ofrecida en la carta de todos los restaurantes, desde aquellos de mayor renombre hasta aquellos más sencillos. En la mayoría de las cadenas de comida rápida del mundo la tarta de queso es ofrecida desde hace muchos años y por supuesto en los hogares españoles es un postre cada vez más presente.

Cuando se degusta una porción de tarta de queso es imposible no rendirse ante su sabor y cremosidad. Por lo general se suele pensar que su preparación es engorrosa y muy complicada, sin embargo nada más alejado de la realidad. 

La preparación de la tarta de queso aunque lo parezca no es para nada complicada. Sin embargo para tener un resultado de calidad es necesario no descuidar algunos detalles que pueden ser realmente decisivos, entre ellos la elección de los ingredientes y el proceso de cocción.

Errores que pueden arruinar tu tarta de queso

tarta de queso

Antes de preparar una tarta de queso, revisa cuáles son los errores más comunes para que así puedas evitarlos y presentar una verdadera cinco estrellas.

Elegir mal el queso

queso crema

Los mejores quesos para preparar una tarta de queso sublime son sin dudas el mascarpone italiano o el queso ricotta. Si bien muchas personas prefieren emplear el queso crema batido que se comercializa en envases, no es recomendable emplear este tipo de queso ¿la razón?, contienen aire batido y no permitirá lograr una textura superior.

Claro está que el queso crema en envase es uno de los más utilizados; y de hecho, facilita las cosas si por ejemplo, buscas hacer una preparación más rápida en microondas.

Tener ingredientes con diferente temperatura

ingredientes

Si al momento de integrar los ingredientes estos no están a temperatura ambiente el resultado puede ser una tarta grumosa. Es importante que todos tengan la misma temperatura, de esta forma obtendrás una tarta cremosa, suave y suculenta.

Descuidar la base de la tarta de queso

galleta María

Al momento de preparar una tarta de queso se tiende a pensar solo en el relleno y como hacer que quede perfecto; por esta razón  se termina descuidando la preparación de la base. Una deliciosa tarta debe tener una base rica, sin grumos y un poco crujiente, para obtener este resultado, opta siempre por utilizar galletas María, tritúralas muy bien sin que queden grumos, añade la mantequilla a temperatura ambiente y forma la masa sin batir.

Siempre debes dejar reposar la base de galletas en la nevera antes de añadir la crema de quesos.

Batir demasiado el relleno de la tarta de queso

exceso de batido

Cuando se integren los ingredientes para el relleno es necesario hacerlo de forma manual o con batidor eléctrico a velocidad media-baja. Batir en exceso el relleno o hacerlo a velocidad máxima va a incorporar demasiado aire a la mezcla, esto ocasionará que al momento del horneado la superficie de la tarta de queso se agriete.

No utilizar una bandeja desmontable

molde desmontable

La utilización de una bandeja desmontable es vital para una buena presentación de la tarta de queso. Hornear en un molde convencional resultará en todo un desastre, sobre todo si se pretende servir sin el molde.

La tarta de queso es muy delicada y tratar de voltearla para desmoldarla será una verdadera tragedia.

Hornear al seco la tarta de queso

tarta de queso

Este es un error muy típico a la hora de hacer una tarta de queso en casa, hornear sin humedad dará como resultado una tarta muy seca; para evitar que esto suceda lo mejor que puedes hacer es hornearla a baño maría. 

Ten en cuenta que al estar utilizando un molde desmontable, debes envolver el mismo en papel de aluminio para evitar que el agua ingrese a la tarta.

Abrir el horno varias veces

abrir el horno frecuentemente

Obsesionarnos con la tarta de queso y abrir el horno varias veces para verificar como se encuentra es un gran error. La tarta debe introducirse en el horno y esperar que transcurra un tiempo prudencial antes de abrirlo; de lo contrario, la constante fluctuación de temperatura puede ocasionar dos efectos que vas a detestar: la tarta se hundirá en el medio o terminara agrietada.

Pinchar la tarta de queso

tarta de queso

Si de comprobar la cocción de la tarta se trata, hay quienes recomiendan pincharla en el centro para observar si el palillo o cuchillo introducido sale limpio. Sin embargo, debido a los componentes de la tarta y a la textura cremosa de esta, su comprobación de cocción no dará los mismos resultados que en una tarta o bizcocho común.

La tarta de queso es naturalmente húmeda, así que para saber si está lista, simplemente muévela con suavidad; si observas que hacia los lados está firme, pero en el centro luce apenas blanda es porque está completamente terminada.

Consejos finales para una tarta de queso fantástica

tarta de queso
  • Trabaja siempre con ingredientes frescos.
  • Evita utilizar ingredientes light, sí como lo lees, en el caso de la tarta de queso la grasa es necesaria para una buena terminación; así que, si la vas a servir como postre en una cena reduce las calorías en el platillo principal y no sacrifiques a la tarta.
  • Apenas termine el horneado, pasa un cuchillo humedecido por los bordes de la tarta. Haciendo esto evitarás que se agriete a medida que se enfría y encoge.
  • Mantén la tarta dentro del horno hasta que esté a temperatura ambiente para ser guardada en la nevera.

Ahora que conoces los errores más comunes que debes evitar al preparar este espectacular postre de queso, anímate y prepara una realmente deliciosa. ¿Qué te parece si haces esta versión de Nutella, supremamente rica y única?