Quantcast

Trucos para conservar la lechuga fresca

La lechuga es la base de un sin fin de ensaladas y rellenos saludables. Desde hace 2000 años ya era consumida y su consumo crece cada día más ante la búsqueda incesante de alternativas para mejorar nuestra salud.

Esta verdura de hojas verdes es aliada de millones de personas alrededor del mundo que aprovechan de manera inteligente sus propiedades y sacan el máximo provecho de ella. La lechuga está presente en muchísimas preparaciones y por lo general se consume cruda y fría.

Una forma común de consumirla es en ensaladas; sin embargo su adición a hamburguesas, sandwiches y enrollados es cada vez más frecuente y da a los mismos un toque crujiente y fresco realmente placentero.

Aun cuando existen hasta catorce tipos de lechuga, las más consumidas son la lechuga iceberg y la romana; en el caso de la iceberg es la preferida para acompañar otros platos, ya que su sabor es muy dulce. 

En lo que respecta a la romana, esta es la más recomendada por los nutricionistas. Aparte de ser sumamente deliciosa, la lechuga romana contiene altos niveles de ácido fólico, vitamina A, potasio, luteína, antioxidantes y vitamina K.

Sea cual sea la lechuga que elijas, es importante conservarla de la manera adecuada para que mantenga su frescura. No te pierdas los siguientes tips y disfruta por tiempo prolongado de su sabor sin ningún desperdicio.

¿Cómo conservar la lechuga fresca?  

lechuga

Al ser la lechuga un vegetal tan comercializado y consumido, seguramente en algún momento te encontrarás una excelente oferta para adquirir más de una, en este caso es importante que conozcas cuáles son las mejores formas para conservarla y así conservar todas sus magníficas propiedades.

  • Adquiere solo lechugas frescas, evita comprar aquellas que estén almacenadas muy apretadas. Evita comprar aquellas con hojas marrones o desechas.
  • Fíjate bien en el color. Las lechugas mientras más oscuro sea el tono de verde, más deliciosas son.
  • Al llegar a casa, lava muy bien las lechugas y añade en el agua unas gotas de lejía, enjuaga y llévala a un escurridor o envase de centrifugado. En caso de no contar con uno en casa, simplemente sécalas con papel absorbente en su parte exterior y luego colócalas en un envase con más papel absorbente para que este absorba el exceso de humedad.
  • Al momento de guardarlas en la nevera, hazlo colocándolas dentro de una bolsa y consérvalas en los cajones de menor frío.
  • Con mucho cuidado coloca papel absorbente entre las hojas de la lechuga, de esta forma se mantendrán realmente secas. 
  • No guardes las lechugas cerca de plátanos o manzanas, estos desprenden gas etileno y dañarán a la lechuga de manera rápida.
  • Evita guardar la lechuga picada, al estar compuesta por más de un 95% de agua, guardar la lechuga picada hará que se marchite rápidamente.
  • Cuando sea el momento de utilizarlas, retira solamente la cantidad que vayas a necesitar arrancando las hojas directamente con las manos limpias y secas.
  • Nunca congeles las lechugas, al descongelarse ya no serán para nada apetitosas ni crujientes.
  • Recuerda que al cortar la lechuga, lo recomendable es hacerlo con las manos o un cuchillo plástico, de esta manera evitas su rápida oxidación.

Conservando las lechugas siguiendo estos consejos, las mismas durarán en buen estado hasta 5 días.

¿Cortaste lechuga y te quedaron muchos restos?

lechuga

No te preocupes, con un truco muy sencillo podrás utilizarla y estará como recién comprada.

En un envase hermético coloca las hojas de lechuga y cúbrelas perfectamente con agua. Toma papel de cocina y colócalo sobre el agua, cuida que no haya burbujas dentro del agua, cubre las hojas perfectamente, tapa el envase y guárdalo en la nevera. 

Tómate el tiempo de cambiar el agua y el papel de cocina cada dos días, de esta forma las hojas estarán increíblemente frescas.

Conoce las razones por las que debes incluirla en tu dieta

ensalada de lechugas

1.- Gracias a su cantidad de agua y fibra dietética presente, la lechuga te ayuda a mejorar cuadros de estreñimiento, evita las flatulencias y corrige el movimiento intestinal.

2.- Es un potente calmante y relajante, consumir lechuga en las noches contribuye a tener un sueño profundo y reparador. Así que si tuviste un día difícil, come en la cena una ensalada de lechuga o toma un té de lechugas antes de irte a dormir, amanecerás como nuevo.

3.- Por su alto contenido de hierro, es recomendada para mejorar cuadros de anemia.

4.- Mejora la circulación sanguínea.

5.- Es un excelente antioxidante natural que contribuye a disminuir el colesterol.

6.- Su consumo está recomendado para los diabéticos. Este fresco vegetal disminuye los niveles de azúcar.

7.- Al consumir tan solo 100 gramos, estás dotando a tu organismo de la vitamina A y los betacarotenos recomendados de forma diaria.

8.- Gracias a su contenido de vitamina K, esta recomendada para el tratamiento del Alzheimer; así mismo, esta vitamina contribuye a la buena formación ósea.

9.- Previene el desarrollo de ciertos tipos de cáncer, entre ellos: pulmones, colón y próstata.

10.- Si sufres de cólicos menstruales, el consumo de infusiones de lechuga durante esos días, hará que te sientas genial, pruébalo y estarás mejor que con las pastillas calmantes.

11.- Contribuye a la pérdida de peso. Sí, aunque no lo creas este vegetal es un cómplice perfecto para librarte de esos kilitos demás. Por cada 100 gramos de esta maravilla verde, solo estás añadiendo a tu dieta 15 calorías; así mismo tiene excelentes propiedades saciantes que evitaran que te provoque comer algo por allí y te alejará de las tentaciones.

Disfruta de la lechuga más allá de una ensalada

batido verde de lechugas

Si bien la forma más frecuente de consumirla es en ensalada, puedes dar un salto cuántico y dejar de servirla siempre de la misma manera.

Prepara deliciosas sopas frías, añádela a potentes batidos verdes y aprovecha todas sus propiedades nutritivas combinándola con otros vegetales. Puedes aprovechar la lechuga para prepararla con interesantes rellenos, asada o para tomarte una relajante y calmante infusión 100% natural.