Quantcast

Cómo usar un exfoliante

El exfoliante es conocido como una especie de gel o crema limpiado, que está formulado con pequeñas partículas. Estas ayudan a retirar la células muertas del rostro permitiendo que el rostro quede limpio y libre de impurezas.

Aunque hay una gran cantidad de exfoliante en el mercado, de grandes marcas y reconocidas, también es cierto que se pueden hacer caseros.

Lea TAMBIÉN: CÓMO COMPRAR DE SEGUNDA MANO EN WALLAPOP

El exfoliante tanto comercial como casero, funciona para liberar la piel del rostro de las células muertas. Esto permite que se tenga una piel radiante y considerablemente más suave y de forma inmediata. Gracias al exfoliante se puede prevenir la congestión de poros y por tanto la formación de impurezas.

La importancia que hacen los dermatólogos en la exfoliación es tal , que muchas personas pasan por alto este procedimiento.

Y es que aunque a simple vista parezca poco relevante, el proceso es necesario aunque sea dos veces por semanas. Debido a que el cuerpo produce células nuevas en la piel todos los días. Esto quiere decir que muchas células muertas se quedan incrustadas en la piel, que puede ser causa de irritación o que se tape algún poro.

Exfoliante, el superhéroe del rostro

Exfoliante, el superhéroe del rostro

El exfoliante es el producto estrella para limpiar el rostro, decirle adiós a las impurezas y darle un respiro a la piel. Es básicamente un paso importante en la rutina del cuidado del rostro, beneficia bastante en cuanto a evitar que se tapen los poros y permite un descanso en la piel. Mayormente si eres de las que utiliza maquillaje cada día, el exfoliante serpa la salvación.

Tal como mencionamos, hay exfoliantes en el mercado que gozan de buena reputación. Ya sea por la calidad, precio y marca. Pero debes tomar en cuenta que antes de comprar cualquier tipo de exfoliante, es necesario que conozcas qué tipo de piel tienes.

Pues no solo se trata de comprar el primer producto que veas , se trata de que debes estudiar las variables para elegir el correcto. Tipo de piel, edad, rutina de cuidado facial y estilo de vida. No será el mismo exfoliante que pueda usar una dama de 25 años, al que requiere una mujer de 35 años.

Limpieza profunda

Toma en cuenta además el nivel graso de tu rostro, algunos exfoliantes tienen ingredientes que pueden resultarte complicados. Esto es porque incrementan la producción del sebo y básicamente es un problema que se desea evitar.

El exfoliante te ayudará a limpiar a profundidad la piel liberándola de las impurezas, sin importar sea de marca o natural, esto potencia la belleza natural. Otro punto importante es que gracias al masaje que se realiza al aplicar el exfoliante, se obtienen muchos beneficios como activar la circulación sanguínea.

Debes saber que no solo existen exfoliantes para el rostro, también existen productos para exfoliar el cuerpo, pies, manos. Todo depende de los beneficios y su orientación. Pues algunos son destinados a eliminar el sebo, mejorar el nivel de hidratación, combatir celulítis o eliminar impurezas.

Así que la exfoliación básicamente es la herramienta principal para darle un toque especial a nuestra piel y garantiza resultados más que evidentes.

¿Cómo se usa el exfoliante?

¿Cómo se usa el exfoliante?

Sea cual sea la opción, el exfoliante tiene un patrón básico para usarse, así que a continuación te muestro cómo se debe aplicar.

  • Aplica tu exfoliante en frente, nariz y mejillas.
  • Nunca apliques el producto facial en ojos y boca.
  • Extiende el exfoliante de forma uniforme; empieza por la frente y continúa hacia las sienes y ve bajando por el rostro.
  • Frota suavemente desde el puente hacia la punta de la nariz. Puedes ayudarte con guantes especiales para lavar el rostro.
  • Extiende el producto con pequeños movimientos circulares desde las aletas de la nariz hasta las mejillas.
  • Baja hacia la mandíbula y la barbilla.
  • Aclara el producto facial con abundante agua tibia o fría. No influye.
  • Para cerrar, seca bien el rostro y utiliza algún serum de acuerdo a tu tipo de piel (es opcional).

Top de datos extras

Top de datos extras

Antes de ser una experta en cuanto al tema, toma en cuenta estos puntos para obtener una limpieza completa y uniforme.

  • Debes exfoliar la piel una o dos veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel y tu rutina de cuidado facial. No excedas.
  • Utiliza productos exfoliantes adecuados para tu tipo de piel. Recuerda que no es lo mismo tener piel seca a tener una piel grasa. Utiliza los productos adecuados según tu tipo de piel.
  • Moja el rostro antes de aplicar un producto exfoliante, sin importar si es natural o comprado en alguna tienda.
  • Utiliza un exfoliante facial que complementa tu limpiador facial, tónico y crema hidratante para potenciar los resultados. Es opcional, recuerda que puedes usar un exfoliante natural y complementar con crema hidratante o serum.
  • Hidrata cuidadosamente la piel después de exfoliar