Quantcast

Nuria Oliver llama a “aprovechar” la inteligencia artificial para los “grandes retos”

La ingeniera en Telecomucionaciones Nuria Oliver, galardonada con el premio Jaume I de Nuevas Tecnologías, ha advertido que la “inteligencia artificial ya está aquí, en todas partes, y la clave es cómo podemos aprovecharla para que tenga un impacto positivo y que nos ayude a ayude a abordar los grandes retos” de la sociedad, como el cambio climático, el envejecimiento de la población y las enfermedades infecciosas.

De esta forma se ha pronunciado, tras conocer que se le ha concedido el prestigioso premio. La alicantina es cofundadora y vicepresidenta del Laboratorio Europeo de Aprendizaje y Sistemas Inteligentes (ELLIS) y ha realizado contribuciones científicas fundamentales en métodos de Inteligencia Artificial (IA) para modelar el comportamiento humano a partir de datos. En la pandemia de coronavirus, lidera un grupo experto en modelos epidemiológicos computacionales de gran precisión para recomendar intervenciones que contengan la propagación del virus.

Oliver se ha mostrado “muy ilusionada” y “muy agradecida” por la de decisión del jurado. “Es un honor para mí formar parte de este grupo tan distinguido de investigadores e innovadores que han recibido el galardón”.

Ha explicado que su principal objetivo en su labor investigadora a lo largo de toda su carrera es “cómo desarrollar sistemas inteligentes para ayudarnos a las personas, a nivel individual o colectivo”. En ese sentido, ha desarrollado “todo tipo de proyectos”, entre ellos “uno de los primera sistemas en el mundo para reconocer expresiones faciales” y un coche inteligente que predice la siguiente maniobra de un conductor.

Además, ha indicado que desde 2018 ha trabajado en un “área adicional” en la que explora “cómo aprovechar la gran cantidad de datos que hay, usando tecnologías de la IA, para tener un impacto social positivo a gran escala, ayudar a abordar algunos de los grandes retos”, como iniciativas para fomentar la inclusión financiera en países en vías de desarrollo, mejorar la respuesta ante desastres naturales, detectar los puntos calientes de crímenes en ciudades y luchar contra las enfermedades infecciosas como el coronavirus.

MODELOS PREDICTIVOS CONTRA EL CORONAVIRUS

Su trabajo en este último punto como comisionada de la Generalitat para la IA ha ganado el desafío ‘Respuesta a la pandemia’, organizado por XPRIZE junto con Cognizant. Su labor de lucha contra el virus, ha detallado, “consiste fundamentalmente en coordinar y liderar más de una veintena de investigadores” que han estado dedicándose a cuatro grandes áreas.

Por un lado, han analizado “la movilidad humana”. “En una enfermedad infecciosa que se transmite de humano a humano, el virus no se convierte en pandemia si nadie se mueve, por eso nos confinan. Poder medir la movilidad es muy valioso para saber qué medidas funcionan y predecir mejor cómo se puede propagar”.

También se han dedicado a elaborar modelos epidemiológicos computacionales que permitan “predecir cuántos casos puede haber en el futuro” y en distintos escenarios en los que se implementan medidas, así como modelos predictivos sobre cómo avanzará la presión hospitalaria. Igualmente, ha realizado una gran encuesta ciudadana con más de 600.000 respuestas para “entender la percepción ciudadana” durante la pandemia, un estudio que sigue abierto a la participación, ha indicado.

“ESTÁ EN TODAS PARTES”

Sobre las diferentes aplicaciones de estas tecnologías y cómo están presentes en la cotidianidad de las personas, Oliver ha asegurado que “la Inteligencia Artificial la utilizamos todos los días”. “Si podemos encontrar información en un buscador es gracias a la IA, si hablamos con nuestro teléfono móvil, con Alexa, si nos recomiendan una película o música, son sistemas de IA. Casi la pregunta es, ¿dónde no está la IA?”, ha resaltado.

“La Inteligencia Artificial –ha proseguido– está en el corazón de lo que se conoce como la cuarta revolución industrial en la que estamos inmersos ahora, una unión íntima sin precedentes del mundo real, ficticio y digital. La IA ya está aquí, está en todas partes, y la clave es cómo podemos aprovecharla y fomentar la investigación en IA que tenga un impacto positivo, que nos ayude a abordar los grandes retos, como el cambio climático, las pandemias, el envejecimiento de la población… Ese es el hilo conductor de toda mi trayectoria, desarrollar nuevos sistemas que utilicen la IA para ayudarnos, que mejoren nuestra calidad de vida y nos ayuden a tomar mejores decisiones”.

En cuanto a si ha cambiado la percepción de la ciudadanía sobre la importancia de la investigación a raíz de la pandemia, Oliver ha afirmado que sí y ha señalado que, a su juicio, “la inmensa mayoría se ha dado cuenta que no estaríamos aquí sin la ciencia y la tecnología, no hubiésemos podido continuar trabajando, aprendiendo, estar conectados con nuestros seres queridos o estar entretenidos”. “Tampoco tendríamos vacuna”, ha agregado.

“Sin duda, si somos capaces de superar esta pandemia es gracias a la ciencia y la tecnología, algo que difícilmente nadie podría rebatir. Una de las consecuencias positivas de la terrible pandemia ha sido poner en valor el impacto de la ciencia y la tecnología en la sociedad”, ha concluido.