Quantcast

Gobierno y CCAA acuerdan hacer obligatorias las medidas a aplicar en la escuela el próximo curso

El Ministerio de Sanidad ha elevado, este miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), a obligatorias las medidas acordadas el pasado 19 de mayo sobre el próximo curso escolar, según ha anunciado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en rueda de prensa posterior a dicha reunión.

Durante el Consejo de hoy, Sanidad y los consejeros autonómicos del ramo han acordado que el protocolo de medidas aprobado hace unos días entre Sanidad, Educación y las comunidades autónomas, pase a ser una Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC), haciendo así obligatoria su implantación.

El documento que han suscrito las autonomías es el ‘Acuerdo de 2 de junio de 2021 del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, adoptado en coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación, sobre la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública frente al Covid-19 para centros educativos durante el curso 2021-2022′.

Según ha anunciado la ministra, este acuerdo se ha adoptado por mayoría. Sin embargo, en la reunión del pasado 19 de mayo, varias propuestas, sobre todo en lo que concernía a las distancias de seguridad entre alumnos. Por ejemplo, algunas comunidades, como La Rioja y Murcia, eran partidarias de reducir a un metro el distanciamiento.

La idea de que las medidas a aplicar para el próximo curso 2021-2022 se conviertan en una Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC) responde a “la necesidad de alinear los esfuerzos conjuntos de todas las autoridades sanitarias” y dada “la evolución de la situación epidemiológica, la diversidad y heterogeneidad de algunas de las medidas adoptadas en los diferentes territorios”, que “aconsejan establecer un mínimo común de medidas que deberán ser adoptadas por las comunidades y ciudades autónomas en el ámbito competencial que les es propio”.

Para ello, se ha utilizado la figura de la Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC) en Salud Pública, prevista en el artículo 65 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud. “La declaración de actuaciones coordinadas obliga a todas las partes incluidas en ella”, recoge la Ley sobre su cumplimiento por parte de las comunidades autónomas.

En concreto, la Declaración de Actuaciones Coordinadas incluye 27 medidas y 6 recomendaciones para su aplicación por las administraciones competentes, en el ámbito educativo.

PRESENCIALIDAD EN TODOS LOS NIVELES Y ETAPAS

Según el documento, que recoge las mismas medidas ya dadas a conocer el pasado 19 de mayo, se obliga así a las comunidades a que, con carácter general, la actividad lectiva sea “presencial para todos los niveles y etapas del sistema educativo”, garantizándola al menos hasta 2º de la ESO en todos los escenarios de transmisión, y que los centros se mantendrán abiertos durante todo el curso escolar asegurando los servicios de comedor, así como el apoyo lectivo a menores con necesidades especiales o de familias socialmente vulnerables.

Asimismo, se ha acordado que todos los centros educativos designarán a una persona responsable para los aspectos relacionados con la COVID que actuará como interlocutor con los servicios sanitarios.

DISTANCIA DE ENTRE 1,5 Y 1,2 METROS

Con respecto a la limitación de contactos, de forma general, se mantendrá una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros en las interacciones entre las personas en el centro educativo, mientras que dentro del aula, se debe mantener una distancia de 1,5 metros, pudiéndose flexibilizar a 1,2 metros, con el fin de garantizar la presencialidad.

A partir de 3º de la ESO, en el escenario de niveles de alerta 3 y 4, se mantendrá la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros o se realizarán las clases al aire libre. De manera excepcional, si no es posible garantizar la presencialidad con las dos opciones anteriores, se pasaría a semipresencialidad, priorizando la asistencia de alumnado con dificultades sociales o académicas.

Del mismo modo, se ha acordado que desde Educación Infantil hasta 4º de Primaria, la organización del alumnado se establecerá, con carácter general, en grupos de convivencia estable (‘grupos burbuja’), en cuyo ámbito no se aplicarán criterios de limitación de distancia. Los cursos de 5º y 6º de Primaria podrán organizarse como grupo o manteniendo la distancia de 1,5 metros, con posibilidad de flexibilizar a 1,2 metros.

Si la transmisión es muy baja (nueva normalidad) se permitirá que los grupos de convivencia estable interaccionen con otros grupos del mismo curso, sobre todo al aire libre.

ENTRADA EN VIGOR: AL FINALIZAR ESTE CURSO

Según recoge el documento, “todas las medidas y recomendaciones contempladas en la Declaración de Actuaciones Coordinadas se deberán adaptar de acuerdo con la evolución de la situación epidemiológica, a las indicaciones de las autoridades sanitarias y a las guías, protocolos y procedimientos de actuación existentes o que se desarrollen en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para cada escenario previsto de transmisión del SARS-CoV-2”.

La Declaración de Actuaciones Coordinadas entrará en vigor una vez haya finalizado el curso escolar 2020-2021, dejando sin validez, por tanto, la Declaración de Actuaciones Coordinadas en salud pública frente al COVID-19 para centros educativos durante el curso 2020-2021, aprobada el 27 de agosto de 2020.