Quantcast

Salsa carbonara: ¿Cómo hacerla sin nata al estilo italiano?

La salsa carbonara es una de las más pedidas para acompañar pastas en cualquier restaurante de comida italiana, ahora que ya sabes que, originalmente, esta salsa se hace sin nata, tendrás la oportunidad de aprender a prepararla según la receta tradicional italiana.

Historia

Historia

Las historias sobre la creación de la salsa carbonara son simples teorías, muy variadas y de poca certeza. Para algunas personas la palabra carbonara surge de carbone, que en italiano hace referencia al carbón (carbonari), y se cree que en sí el nombre de esta preparación tiene su origen en el plato típico de los productores de carbón vegetal en los Apeninos.

Entre otras hipótesis, se dice que quien se aseguró de darle el nombre a la salsa fue el escritor culinario napolitano Cavalcanti Ippolito que publica en el año 1893 por primera vez la receta en su libro titulado: Cucina teorico-pratica. Por otra parte, hay quienes consideran que la denominación se le atribuye al uso de la pimienta negra en la elaboración de la salsa que puede recordar al carbón y te mostraremos la receta original.

Ingredientes para preparar salsa carbonara para 2 personas

  • 4 yemas de huevo
  • 200 gr de queso pecorino rallado
  • 100 gr de panceta
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Preparación para 2 personas de la salsa carbonara

Lo primero que hay que hacer es hervir abundante agua en una olla grande y agregarle un puñado de sal. Integrar la pasta en el momento que el agua haya superado su punto de ebullición y removerla durante los primeros minutos para que ésta no se pegue en las paredes.

Mientras se cocina la pasta, en un bol hondo se colocan las 4 yemas de huevo, el queso pecorino y un poco de pimienta negra y se remueve hasta integrar los ingredientes en su totalidad. En paralelo y con la ayuda de una sartén a fuego alto, se fríe la panceta picada en cuadritos de 1 cm aproximado, con espesores similares a los 50 mm.

La panceta se freirá en su propia grasa durante unos 3 minutos, tiempo suficiente para tostarla sin quemarla. Al terminar de cocinar, nos ocupamos de esperar que la pasta esté al dente. Colamos la pasta conservando una o dos tazas de agua caliente.

Integramos la pasta caliente al bol con la mezcla de yemas y queso, agregamos también la panceta y el agua necesaria para generar la salsa carbonara. Con poco líquido se puede propiciar que el huevo se cocine, pero sin cuajar, produciendo el espesor deseado del popular plato italiano. Al unir todos los ingredientes se procede a emplatar para servir.

Presentación de nuestra pasta en salsa carbonara

En un plato hondo servimos nuestra pasta caliente recién mezclada y decoramos con un poco de pimienta negra recién molida. Por lo general se usan los espaguetis, sin embargo, también pueden usarse los rigatoni, bucatini o fettuccine.

Pasta tradicional italiana

Pasta tradicional italiana

Ya sabes preparar la original salsa carbonara, ahora aprenderás a preparar pasta italiana casera para que sirvas un plato fresco y elaborado por ti de principio a fin. Podrás ayudarte con una imperia, aunque si no la tienes, también puedes hacer los cortes por tu cuenta. Te explicaremos ambas formas para que no dejes ningún cabo suelto.

La máquina imperia es un producto de la cocina tradicional italiana fabricado en acero cromado, consta de un rodillo que hace girar dos pasadores diferentes para el moldeado de la pasta. Uno de los pasadores aplana la masa dejándola del espesor que desees, sin agujeros y uniforme en su totalidad.

El otro pasador tiene distintas cuchillas que generan los cortes de cada tipo de pasta existente, por donde pasarás la masa aplanada y extendida y así obtener el producto fresco y terminado. Su uso es muy sencillo y las aplicaciones son múltiples. Además, también es de fácil cuidado y limpieza.

¿Cómo preparar pasta desde casa?

¿Cómo preparar pasta desde casa?

Necesitarás una mesa, que sea de madera preferiblemente, y unos pocos ingredientes para preparar pasta artesanal. Se recomienda dosificar la mezcla a razón de 1 huevo por cada 100 gramos de harina de trigo.

Ingredientes para 2 personas

  • 200 gr de harina de trigo convencional
  • 2 huevos
  • Una pizca de sal

Preparación de la pasta

Se coloca la harina en forma de volcán dejando un agujero en el medio donde se verterán los huevos con la pizca de sal. Se mezcla con las manos hasta generar una masa homogénea y seca que no permita residuos.

Con ayuda de un rodillo, o cualquier objeto redondo como una botella o un mortero, puede aplanarse la masa estirándola sin permitir agujeros ni marcas en la superficie, dejándola lo más uniforme y plana posible. Con la ayuda de una regla, previamente desinfectada, y un cuchillo liso, se deja la masa rectangular.

Luego se cortan tiras uniformes de poco espesor (3 o 4 mm) con mucho cuidado de no dañar la masa solo usando la regla de referencia para el trazo del cuchillo. Este proceso se repetirá con la unión de los retazos vayan quedando hasta tener todos los hilos definidos.

Si cuentas con la maquina Imperia, luego de amasar la mezcla se debe colocar en el pasador que la aplane hasta dejarla en el espesor deseado. Poco a poco se cuadra la masa para que, al pasarla con el rodillo, se defina delgada y rectangular. Luego se utiliza el pasador de cortes para generar las piezas del tipo de pasta que se quiera utilizar.

Variantes de la salsa carbonara

Variantes de la salsa carbonara

La crema de leche o nata es un ingrediente que los pocos conocedores consideran indispensable para realizar la salsa carbonara. Pero esto no es nada cierto. En la receta italiana original no se utiliza este ingrediente, más bien se trata de una variación muy empleada en lugares como España. Así como también lo es el uso del ajo.

Fuera de Italia hay quienes en lugar de pancetta emplean la carne de cerdo e incluso se llegan a incluir elementos como guisantes, champiñones, brócoli y otros vegetales. Todo esto preparado con su respectiva crema echa a base de nata.