Quantcast

Razones por las que tener un gato negro de mascota

Siempre han tenido mala fama, pero adoptar un gato negro como mascota es una de las mejores decisiones que puedes tomar en toda tu vida. A día de hoy, son pocas, aunque quedan, las personas que los demonizan, si bien, son los gatos negros son los que menos se demandan en las protectoras de animales. Misterios y muy especiales, estos felinos están ansiosos de afecto, pero la creencia a lo largo de la historia, que los asociaba con la brujería, la mala suerte, la magia negra. Y es que durante la edad media se creía que las brujas (mujeres adelantadas a su tiempo) se podían convertir en gatos negros a voluntad.

Sí, no lo dudes más, la respuesta es afirmativa, si quieres adoptar, que sea un gato negro. No te arrepentirás, te lo aseguro y tu vida cambiará por completo. Te volverás completamente gatuna. Deja los prejuicios, supersticiones y supercherías de lado y atrévete a vivir la aventura de adoptar a un gato negro.

Ventajas de adoptar un gato negro

Vivir con un gato te alarga la vida

1. Tus hijos tendrán menos posibilidades de padecer alergias y asma, al desarrollar tolerancia inmunológica a los gatos.

2. Siempre están ahí cuando los necesitas. Más de la mitad de los humanos que viven con gatos aseguran que siempre está allí cuando lo necesitan.

3. Es bueno para la salud física y mental ya que reduce el estrés y la ansiedad.

4. Reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, ya que los gatos reducen la presión sanguínea y el nivel de triglicéridos de sus humanos, por lo que su corazón responde mejor ante situaciones de estrés.

5. Casi la totalidad de los humanos que viven con gatos negros aseguran sentirse menos solos con ellos. La compañía de un gato es de agradecer, pero cuando es negro, con lo cariñosos que son, la alegría es aún mayor.

6. Si buscas una razón suficiente para adoptar un gato negro, piensa en esto, son guapos, listos, elegantes, tranquilos, fieles, cariñosos….¿Quieres más?