Quantcast

Rocío Carrasco: esta era la “dictadura” que tenía con su hija

La serie documental “Rocío, contar la verdad para seguir viva” ha generado un gran debate a nivel mundial desde que comenzó su transmisión el 21 de marzo. El tema más controversial que tiene este documental es la inexistente relación que mantiene con sus hijos.

El comienzo de las agresiones

El comienzo de las agresiones

La fecha del 27 de julio de 2012 es el momento cuando tiene lugar la primera agresión de Rocío Flores hacia su propia madre. Sería ella misma quien llevaría a cabo la denuncia en el cuartel de la guardia civil de San Agustín de Guadalix, en donde la acusa de haberla maltratado.

El caso fue sobreseído a principio del año 2013, y la información fue trasladada a la fiscalía de menores, la cual decidió abrir una investigación paralela. La fiscalía de menores llegó a la conclusión de que existía un choque frontal en la convivencia entre estas dos, de modo que Rocío Carrasco tenía entendida la educación de sus hijos y prefirió que se afrontara de otro modo, menos mediático.

La investigación que se realizó por el juzgado de menores de Madrid, dictó una sentencia de condena el 4 de marzo del año 2013 en contra de Rocío Flores.

Se manifestó por la fiscalía de menores que “Un delito de maltrato habitual, un delito de maltrato, una falta continuada de amenazas y una falta continuada de injurias”. El padre de la acusada, Antonio David, tomó la decisión de recurrir a esta sentencia, ya que su hija aún era menor de edad, con apenas 15 años cuando estaba siendo juzgada, y su recurso fue desestimado.