Quantcast

Pisto a la bilbaína: la receta que todo el mundo quiere hacer esta primavera

Todos conocemos el salpicón de verduras delicioso que se llama pisto; pero existe el llamado pisto a la bilbaína; que es la receta que todo el mundo quiere hacer esta primavera; pues es una variante vasca que termina como ultimo paso en su preparación, con huevo.

Son muchos los platos apellidados a la bilbaína, así tenemos el bacalao, la merluza, las angulas, entre otros platos, con este apellido que nos habla del origen vasco de la versión. Ciertamente hay una receta definitiva para este rico plato, pero queremos que pruebes algo nuevo.

La recomendación de hoy

La recomendación de hoy

En nuestro tema de hoy, el pisto a la bilbaína viene a ser una variante del salpicón tradicional que tuvo su origen en Castilla-La Mancha; con una preparación muy similar, pero con el llamado aporte vasco, que es un final con huevos y pan en rebanada tostado para acompañarlo.

Como elementos indispensables para la preparación del plato están, además de los pimientos, el tomate y la cebolla, el calabacín; pero este ingrediente es la firma o sello de lo que es un pisto en general; plato que, al tener vegetales como base únicamente, es una opción muy saludable que hay que tener presente, cuya base es tomate, pimientos; pero recordemos que el calabacín, que es el elemento principal, es prácticamente agua y los carbohidratos vegetales que están en mayor proporción que en la calabaza; y con una cantidad mínima de proteínas y carbohidratos.

Beneficios de sus ingredientes

Beneficios de sus ingredientes

Dado que el plato que nos compete es a base de vegetales, como hemos dicho; y que el calabacín es uno de los más ricos en agua y en fibras, es decir, carbohidratos complejos vegetales; su ingesta supone un consumo muy bajo de calorías y muchas vitaminas; por lo que es ideal para el control del peso y para combatir la desnutrición.

Este alimento base del plato, el calabacín, es un diurético y laxante suave que tiene efectos muy positivos en la digestión; por eso, es excelente para estómagos delicados y para combatir la constipación o estreñimiento; y como bajo en grasas, es perfecto para equilibrar los niveles en la sangre e igualmente para el control de la glucemia en pacientes con trastornos de la misma, como diabetes.

Y, entre sus nutrientes, están las vitaminas del grupo B y la vitamina C; lo que nos ayuda a fortalecer el sistema inmune en estos tiempos en que tanto lo necesitamos fortalecido; igualmente su alto aporte de potasio, junto con una baja cantidad de sodio, lo hace un perfecto alimento para evitar las enfermedades cardiovasculares o los trastornos renales.

Un plato muy ligero

Un plato muy ligero

Pero hablando de la versión vasca de este plato, podemos decir que si con el calabacín, el tomate, la cebolla y el pimiento, logramos conseguir un delicioso plato lleno de fibras, vitaminas y minerales; imagínense la cantidad de sabor y solidez proteica que logramos adicionándole el huevo.

En muchos restaurantes y hoteles del país, el pisto a la bilbaína es un obligado del menú; con huevos revueltos y pan para acompañar; es, por así decirlo, un plato comodín que ayuda a hacer el soporte para una semana de comida plena y deliciosa; y como plato principal, es un éxito para muchos hogares.

Sin embargo, este plato puede acompañar perfectamente a otros con carne y pescado, aunque por el huevo, él solo es lo suficientemente completo como para que no desees algo más; y es por eso que en restaurantes tiene muy buena salida; y de paso, hemos escuchado de chefs y cocineros, que, al hacer una buena cantidad del mismo, puede presentarse como una guarnición de lujo.

Como por sus ingredientes es un plato que lógicamente sería más de verano, este se logra comer durante todo el año, pues el calabacín es posible encontrarlo en todas las estaciones muy fresco; así que te recomendaremos que, al elegirlos, los escojas medianos o pequeños con la piel brillante y lisa; y nunca grandes por la cantidad de semillas que tienen los de este tamaño mayor; también, búscalos firmes y sin manchas en su superficie.

La receta de pisto a la bilbaína

La receta de pisto a la bilbaína

Vamos a especificar los ingredientes para 4 personas, de una manera bastante completa, de tal manera que lo hagamos y lo coloquemos en el plato de la forma tradicional:

Ingredientes:

  • Dos calabacines medianos o tres pequeños.
  • Dos cebollas medianas.
  • 4 pimientos verdes y rojos medianos.
  • 2 tomates grandes cortados en cubo o 250 gramos de salsa de tomate frito.
  • 3 huevos.
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 4 rebanadas de pan tostado.

Preparación

La elaboración es muy sencilla, pero es necesario que sigamos los pasos; así, lo primero que haremos es pelar los calabacines y cortarlos en trozos pequeños y reservamos; inmediatamente cortamos las cebollas en forma pequeña, al igual que los pimientos; y ya tenemos los vegetales picados.

En una sartén con aceite caliente pochamos la cebolla, y cuando esté blanda le agregamos el calabacín troceado y los pimientos; dejamos que se cocinen por espacio de unos cinco minutos hasta que veamos que el calabacín comienza a transparentarse y añadimos el tomate, sea en salsa, frito o en trocitos pequeños en estado natural.

Seguidamente sazonamos y dejamos que se cocine por 20 minutos a fuego bajo-medio hasta que el calabacín esté en su punto y el tomate esté bien blandito; así, solo nos quedan los huevos por echarle; los cuales los colocamos en un envase y los batimos un poquito antes de verterlos en el pisto, preferiblemente, y es un buen consejo; cuando lo bajemos del fuego para que no cuajen tanto y queden cremosos; y lo último es servirlos con la rodaja de pan tostado.

A manera de cierre, el calabacín

A manera de cierre, el calabacín

¿Sabías que no está claro si el calabacín procede de América Central o de Asia Meridional? Pero se sabe que los egipcios, griegos y romanos ya lo conocían; aunque fueron los árabes quienes lo introdujeron en la Edad Media a los países del Mediterráneo; así, países como España, Marruecos y Francia, son los principales productores hoy en día.

Otra cosa es que el pisto a la bilbaína, que es la receta que todo el mundo quiere hacer esta primavera, también admite versiones interesantes con otros elementos proteicos adicionales, como el atún, el conejo y hasta la manzana; así, toma nombres diferentes, como con berenjena que se llama Samfaina en Cataluña, y Ratatouille en Francia; muy interesante.

Artículo anteriorQué es la psoriasis
Artículo siguienteCómo secar una flor