Quantcast

Cómo hacer sushi en casa si eres un amante de la comida japonesa

La cocina asiática sigue dando de qué hablar alrededor del mundo, pues la globalización actual ha permitido que todas las personas conozcan el delicioso sabor que se encuentra en esa parte del planeta, y es que nos sorprenderíamos de la cantidad de platos con gran potencial gastronómico que podemos encontrar allí.

El día de hoy hablaremos de uno de los exponentes más grandes de la cocina asiática, más precisamente, de la cocina japonesa. Nos referimos al sushi, y es que este alimento basado en pescado y arroz se ha extendido tanto, que ya es normal que cualquier persona conozca de qué se trata o que al menos lo haya escuchado alguna vez en su vida. Por ello, si eres un amante de la comida japonesa, el día de hoy te enseñaremos a preparar sushi de una forma muy sencilla con una receta casera.

¿Por qué preparar sushi?

¿Por qué preparar sushi?

El sushi es uno de las comidas más famosas en todo el mundo, y uno de los máximos exponentes de la cultura japonesa. Una de sus ventajas es la facilidad con que resulta prepararlos, donde lo más complicado puede llegar a ser el arroz. Además, es muy sabroso y beneficioso para la salud, pues está hecho de un arroz condimentado acompañado de pescado y vegetales, además se hace en pocos minutos.

La palabra sushi hace referencia directa al arroz, sin importar cuales otros ingredientes le hagan compañía. Por otro lado, se le agrega la palabra “maki”, para hacer referencia al tradicional y popular sushi enrollado con alga nori, el cual te vamos a enseñar a preparar.

Lo que puede generar dificultad

Lo que puede generar dificultad

Para esto, utilizaremos algunos vegetales y salmón, pero deberás saber que la clave esencial en el maki sushi se encuentra en el arroz, el cual debe ser de un tipo especial, y que además debe ser cocinado de una manera particular, por lo cual será necesario que experimentes con el arroz que utilizas normalmente.

Eso sí, cuando domines el arte del arroz del sushi, solamente te restará cortar y añadir el resto de los ingredientes, además de aprender a enrollarlo. Dentro de la preparación del sushi necesitarás práctica y paciencia, pues al momento de enrollarlo puede que no te quede totalmente perfecto, pero una vez aprendes a hacerlo, se te hará muy sencillo.

Ingredientes

  • 300 gramos de arroz
  • 517 mililitros de agua
  • 2 Cucharadas soperas de azúcar en polvo (si bien puedes usar azúcar común, el azúcar en polvo se diluirá de mejor manera)
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de arroz
  • Una cucharada sopera de sal
  • 6 láminas de alga nori seca
  • Un pepino
  • Una zanahoria
  • Un aguacate (maduro, pero no demasiado)
  • 300 gramos de salmón bien sea fresco o marinado. También puedes usar otro tipo de pescado como bonito o atún
  • Salsa de soja
  • Jengibre encurtido en láminas
  • Wasabi
  • Esterilla de bambú enrollable para darle forma a las piezas que crearás

Si tienes dudas de donde puedes adquirir estos ingredientes, te informamos que todos los puedes hallar en tiendas donde vendan alimentos o productos asiáticos de comida, más específicamente de comida japonesa. Son de precio bastante accesible y existe una gran variedad de ellos, así que no debes preocuparte por conseguirlos.

Preparación

Lo primero que debes saber es que existe un arroz especial para sushi, el cual podrás encontrar de distintas marcas y que sería bueno que lo buscaras en las tiendas ya mencionadas. Sin embargo, de no conseguirlo, puedes usar arroz bomba, aunque el resultado no será del todo igual.

Ahora sí, toma una cacerola que no sea demasiado alta, y agrega el arroz que posees en ella. Luego coloca el agua, de manera que puedas cubrir totalmente el arroz. Para esto no necesitarás una medida en específico, pues lo que estarás haciendo será lavar el arroz para quitar todo el almidón que tenga por encima. El agua tomará un color blanquecino, esto se deberá al almidón. Revuelve el arroz en el agua para quitarle esa sustancia, y cuando vuelva a asentarse en el fondo, bota el agua lentamente en el fregadero.

Ahora repite este proceso de 7 a 10 veces para garantizar que el arroz esté totalmente limpio. Lo verificarás cuando el agua ya esté transparente al entrar en contacto con él.

Ahora, deja el arroz sin nada de agua en la cacerola, y procede a añadir las medidas de agua que te indicamos. Lleva todo a la estufa y ponlo a fuego medio-fuerte, de manera que llegue a hervir. En ese punto lo dejarás cocinar por 2 o 3 minutos.

Ahora baja el arroz a fuego mínimo y tapa la cacerola, dejando cocinar entre 10 y 15 minutos al vapor. Si posees una cocina eléctrica, baja la temperatura, retira la olla, y cuando ya esté baja, colócala nuevamente. Luego destapa la cacerola, y verás que el arroz debería estar cocido y suelto.

Ahora, procede a mezclar el vinagre de arroz, el azúcar y la sal en un vaso y mételo por 20 segundos al microondas. Mezcla muy bien y repite el proceso hasta que todo haya quedado bien diluido.

Toma el arroz y colócalo en una fuente grande, o en su defecto, un plato plano grande, y añade la mezcla que acabas de hacer, revolviendo con mucho cuidado de no dañar ni compactar los granos. Ahora cúbrelo con un paño de algodón hasta que se enfríe.

Corta en tiras los vegetales del relleno, colócalos en una mesa junto al arroz, las algas nori y la esterilla de bambú. Extiende el arroz en el alga nori y añade salmón, aguacate, zanahoria y pepino para complementar el relleno. Todo esto debe estar sobre la esterilla.

Ahora, enrolla la esterilla de bambú con todos los ingredientes encima, con mucho cuidado de que el relleno se mantenga en su lugar y no se desborde. Sigue enrollando hasta que finalices, durante el proceso, haz presión de manera que los ingredientes compacten muy bien dentro del rollo y no se desarmen.

Para sellar el alga, basta con mojarte los dedos y hacer presión en uno de los extremos del alga nori. Ahora, moja un cuchillo y corta tu rollo en piezas de 2 centímetros.

Añade los condimentos como la salsa de soja, las láminas de jengibre rosado y el wasabi a pequeños recipientes individuales, y listo. ¡Ya tienes tu delicioso sushi hecho en casa!