Quantcast

Cómo quitar el polvo y que no aparezca en cinco minutos

El polvo es el peor enemigo en casa, se esparce por todos los rincones y deja suciedad a su paso. Este enemigo incluso es el causante de alergias y manchas en paredes, muebles y otros elementos en casa.

Como es sabido el polvo no solo puede ser tomado como sinónimo de suciedad y falta de higiene, sino que además es el causante de alergias y otras enfermedades que afectan la salud.

Lea TAMBIÉN: CÓMO LIMPIAR UNA PERSIANA

Esto se debe a que en el polvo existe un sinfín de microorganismos, como los ácaros. Además de otros patógenos que son los responsables de las alergias.

Si bien mantener la casa libre de polvo puede parecer una tarea imposible, esto puede deberse a dos factores: la falta de tiempo o las interminables cantidades de polvo que aparecen cada día sobre las superficies, como si nunca hubiese un final.

Pero a pesar de esto, es posible mantener tu hogar limpio y libre de polvo. Solo tendrás que dedicarle un poco de tiempo y seguir las siguientes recomendaciones para lograrlo.

La limpieza es el mejor remedio para el polvo

La limpieza es el mejor remedio para el polvo

Aunque es tedioso mantener una limpieza constante, la verdad es que este es el único método para tener una casa libre de polvo. Las limpiezas regulares y rápidas son las únicas que te garantizarán un espacio libre de polvo por más tiempo.

No es necesario una limpieza a gran escala, solo necesitarás pasar un paño húmedo por todas las superficies de manera periódica. De esta forma no permitirás que el polvo de acumule.

No necesitarás invertir más de 30 minutos en esta tarea, notarás los cambios rápidamente. No solo mantendrás tu casa limpia, sino que además te ahorrarás tiempo y energía.

Aunque no lo parezca, las cortinas y los cojines suelen estar plagados de partículas de tierra, piel muerta y otros residuos. Las sábanas tienden a acumular piel muerta mientras estás durmiendo, lo cual es un manjar para los ácaros y el lugar ideal para sus nidos.

Para mantener tu hogar limpio es necesario que cambies y laves las sábanas y la ropa de cama cada semana. Deberás hacer lo mismo con las fundas de las almohadas y de los cojines. Las cortinas por su parte pueden ser cambiadas al menos 1 vez por mes.

Las persianas también son grandes fuentes de acumuladoras de polvo, así que recuerda pasar paños húmedos con detergente o con un poco de bicarbonato. De manera que constantemente quites la suciedad y al mismo tiempo mantengas limpia estas zonas.

Ventilación y un toque con la aspiradora

Ventilación y un toque con la aspiradora

Una gran cantidad del polvo que se encuentra en los hogares proviene de la calle. Por ende, lo mejor para deshacerse del polvo es ventilar toda la casa.

Un buen consejo es que ventiles las habitaciones, que son el lugar donde suelen habitar los ácaros. Pero recuerda que deberán ventilar habitación por habitación y no dejar toda la casa abierta al mismo tiempo. Por otra parte, es bueno que ventiles mientras haces la limpieza , es decir que el proceso sea previo.

Como es sabido , toda buena limpieza no estaría asegurada sin la ayuda de la aspiradora. Cualquiera que sea la aspiradora, será completamente necesaria para acabar con las partículas de tierra y piel muerta.

Aunque lo mejor es usarla  dos veces por semana como mucho, especialmente en los días de limpieza profunda. Posteriormente pasar paños húmedos en el suelo con desinfectante para eliminar el restante.

En caso de no contar con aspiradora, no pasa nada. Solo bastará con limpiar con ayuda de una escoba para barrer y un trapeador para terminar de limpiar las manchas que puedan quedar por el suelo. Así te asegurarás que no quede ni una partícula de polvo.

Top extra de consejos para evitar el polvo en casa

Top extra de consejos para evitar el polvo en casa
  • Al entrar a casa retira los zapatos. Las razones son sencillas, los zapatos tienden a recoger las partículas de tierra que hay en la calle. Por ende, al llegar a casa y entrar con los zapatos puestos, traes contigo toda la tierra acumulada que los zapatos recogieron en el camino. Podrás colocarte algunas pantuflas para entrar a la casa y además limpiar el felpudo cada 15 días con la aspiradora.
  • Dile adiós al plumero. Esta herramienta no limpia el polvo pues solo lo mueve de un lado a otro. Los paños de microfibra son la mejor alternativa para recoger el polvo de las superficies.
  • Evita acumular decoraciones u objetos pequeños en la casa. Ya que tienden a dificultar la limpieza del polvo, sin contar que al ser tantos, alargan la tarea de limpiar las partículas de tierra y piel muerta.
  • Sacude alfombras y cepillos. Recuerda que estos son los grandes contenedores de polvo.
  • Mantén una limpieza regular. Utiliza desinfectante constantemente para mantener los pisos despejados.
  • Sacude los cojines y colchas, recuerda que a simple vista no se ve, pero también contienen polvo.