Quantcast

Qué es la casilla 107 en la Declaración de la Renta

Es muy importante que las personas sepan cómo hacer correctamente la Declaración de la Renta, y esta implica marcar la casilla 107 que no es más que el trámite obligatorio para la declaración complementaria.

¿QUÉ ES LA CASILLA 107?

Es aquella que comunica la declaración complementaria, y es absolutamente necesaria e imprescindible al momento de hacer cualquier modificación en las declaraciones.

La necesidad de marcar la casilla 107 dentro de la declaración de la renta; (en vez de optar por una rectificación), es porque al modificar esta, le otorgamos un beneficio a la Hacienda por no incorporar todos los datos necesarios o en su defecto, porque alteran el pago, así que si pagaste menos, debes completarlo y estar solvente en la Agencia Tributaria.

La Agencia Tributaria explica que, son “los errores u omisiones sufridos en las declaraciones ya depositadas los que han llevado a la realización de una renta inferior a la que legalmente le habría correspondido o la realización de una devolución superior a la correspondiente, por lo que se generan las declaraciones complementarias dentro de las declaraciones de la renta”. Esto es a lo que se refiere la casilla 107 y la importancia que hay en marcarla.

DECLARACIONES COMPLEMENTARIAS Y LA CASILLA 107

El artículo 167, apartado 3, del Código de Aduanas de la UE establece que el requisito de presentar declaraciones complementarias además de la declaración simplificada puede ser dispensado en el caso de mercancías cuyo valor y cantidad no supere el umbral estadístico.

Las declaraciones presentadas de conformidad con el apartado 2.4 de la Resolución del DUA en la que se declaró el valor en aduana. El detalle del Anexo B de la normativa que desarrolla el Código Aduanero de la UE no se refiere a la declaración de valores en aduana en estos casos y por lo tanto, no se puede determinar automáticamente.

Esto requiere que se complete la declaración de importación simplificada en todos los casos.

Este cambio entró en vigor en el sistema informático de importación de la Agencia Tributaria el próximo 12 de junio de 2017, a partir de esta fecha es necesario cumplimentar las declaraciones complementarias de importación en todos los casos.

¿QUIÉN TIENE QUE PAGAR IMPUESTOS ESPAÑOLES?

Si vives y trabaja en España, estás obligado a pagar impuestos sobre la renta en España. Sobre tus ingresos y activos y debes presentar una declaración de impuestos. El hecho de que pague impuestos españoles sobre sus ingresos en todo el mundo o ingresos basados ​​en español solo depende de su estado de residencia.

Qué es la casilla 107 en la Declaración de la Renta
Qué es la casilla 107 en la Declaración de la Renta

Si eres residente de España, debes pagar el impuesto español sobre tus ingresos mundiales. Los impuestos se aplican en una escala progresiva, aunque existen deducciones fiscales.

Si no eres residente en España, solo pagas impuestos en España sobre la renta española, normalmente a una tasa fija. Esto también incluye ingresos potenciales en propiedades españolas, incluso si no alquilas tu propiedad. El impuesto español también se aplica a la propiedad inmobiliaria, los intereses de inversión y los bienes y servicios (IVA / VAT) en España.

Los impuestos en España se dividen entre gobiernos estatales y regionales. Esto significa que las tasas impositivas españolas pueden variar en todo el país para el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre la propiedad, el impuesto sobre el patrimonio, el impuesto sobre las ganancias de capital y el impuesto sobre sucesiones en España.

QUIÉN NECESITA PRESENTAR UNA DECLARACIÓN DE RENTA EN ESPAÑA

Ha llegado el momento de cumplimentar la declaración de impuestos anual de España: ‘la declaración de la renta’. Esto es lo que necesitas saber al respecto, quién debe completarlo y las fechas clave a las que debes prestar atención.

La regla general es que toda persona que resida o permanezca en España más de 182 días al año se considera residente fiscal y debe cumplimentar el formulario de IRPF anual. El año fiscal español es el mismo que el año natural.

En situaciones más complejas, en las que divide tu tiempo entre varios países, o si tienes intereses inmobiliarios y / o comerciales en otros países, existen tratados fiscales internacionales, que establecen dónde debes ser considerado residente y dónde debes declarar tu ingresos a efectos fiscales.

Toda persona residente en España que haya ganado 22.000 € o más en 2020 debe presentar una declaración de renta.

Todos los contribuyentes cuyos ingresos anuales sean inferiores a 22.000 € estarán exentos de presentar una declaración de impuestos, pero solo si sus ingresos proceden de una única fuente.

Sin embargo, si obtienes tus ingresos de más de un cliente o trabajo, como profesores que trabajan para diferentes escuelas de idiomas o empresas o autónomos (autónomos), deberás completarlo, incluso si has ganado menos de 22.000 €.

Declaración de la Renta
Declaración de la Renta

También existe una exención de presentación si solo tuviste una cantidad muy pequeña de ingresos, de menos de 1.500 €, y esta ya debe haber sido gravada en origen.

Esta exención está destinada a aplicarse a los ingresos que ya han sido gravados. Por lo tanto, si alguien tiene un ingreso laboral en el extranjero libre de impuestos (por ejemplo, pensión ocupacional) de menos de € 22,000, los expertos en impuestos aún aconsejan que presente una declaración de impuestos española.