Quantcast

UGT considera “intolerable” que el ‘pin parental’ busque la autorización para actividades “complementarias” sobre ideología de género

El sector de Enseñanza de FeSP-UGT apoya las declaraciones y las medidas anunciadas por la ministra de Educación, Isabel Celaá, en relación a la imposición del ‘pin parental’ y “no va a tolerar” lo que considera un “ataque” al profesorado de los centros públicos, a través de esta herramienta que, según Vox busca la autorización de los padres para combatir la ideología de género.

En una nota, UGT apunta que considera “intolerables” las acciones que algunas comunidades autónomas como la Región de Murcia están adoptando en relación al ‘pin parental’, “una iniciativa que pretende que los padres del alumnado tengan que autorizar su asistencia a actividades complementarias en el centro escolar, ya que supone una medida de imposición dirigida a socavar el derecho a la educación y pretende condicionar los proyectos educativos de los centros docentes y su programación anual”.

El sindicato recuerda que “ya existen mecanismos suficientes recogidos en la Ley de Educación que regulan con precisión la autonomía de los centros y los sistemas de desarrollo y control de los proyectos educativos de los centros docentes, su programación general anual e incluso las competencias reguladas legalmente de los órganos colegiados o de su profesorado”.

Por ello, el Sector de Enseñanza manifiesta que “el ‘pin parental’ no sólo es ilegal, sino que es una injerencia ante la labor que desarrollan los profesionales de la educación en los centros y supone un grave ataque al derecho del alumnado a una educación que permita su desarrollo integral”.

En su web, Vox explica que el denominado ‘pin parental’ busca combatir el “evidente adoctrinamiento en ideología de género” de los menores a través de una solicitud de los padres que va dirigida a los directores de los centros educativos de sus hijos. En ella solicitan que se les informe “previamente, a través de una autorización expresa sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad”, que puedan resultar “intrusivos para la conciencia y la intimidad” de los hijos, “de tal modo que como padre o madre pueda conocerlas y analizarlas de antemano, reflexionar sobre ellas y en base a ello dar consentimiento o no” para que el alumno bajo su tutela asista a dicha formación.

SERVIMEDIA