Quantcast

Cómo hacer unos langostinos al ajillo en menos de 7 minutos

¿Sabías que los langostinos son el marisco más consumido en el mundo? Esto se debe a que su sabor es menos penetrante y su textura es más blanda en comparación del resto de los mariscos.

Los langostinos suelen ser confundidos con los camarones debido a que son familia, así como de las gambas, pero estos se diferencian por tener las patas más largas, un par de pinzas delanteras y su cuerpo no es tan curvo como el de los camarones. Es importante reconocer su diferencia si quieres preparar una riquísima receta de langostinos al ajillo o cualquier otro platillo que contenga este delicioso marisco y saber por qué no deberías chupar las cabezas.

Una de las ventajas de preparar langostinos al ajillo son sus aportes benéficos, ya que estos crustáceos son una rica fuente de fósforo, hierro y calcio, ideal para conservar la salud de los huesos y prevenir o combatir la anemia.

¿Cómo hacer langostinos al ajillo?

¿Cómo hacer langostinos al ajillo?

Preparar langostinos al ajillo resulta mucho más económico que elaborar gambas, además que con unos pocos langostinos podemos quedar satisfechos debido a que su tamaño es mayor y cocinarlos puede tomar solo 7 minutos.

Esta forma en como es preparado los langostinos proviene de la Península Ibérica, aunque en España es donde más se degusta este platillo ya sea como, aperitivo, guarnición o como tapas al tomar vino.   

Ingredientes para elaborar langostinos al ajillo

La cantidad de los siguientes ingredientes es para un aproximado de 4 comensales:

  • 600 gr de langostinos pelados y crudos.
  • 5 dientes de ajo.
  • 100 ml de coñac.
  • 2 ajís o guindillas.
  • 100 gr de perejil.
  • Sal al gusto.
  • Aceite.

Pasos para preparar los langostinos al ajillo

Pasos para preparar los langostinos al ajillo
  1. Toma los dientes de ajo y córtalos en forma de láminas finamente.
  2. Luego se deben limpiar los langostinos (en caso de no comprarlos limpios), hay que retirar cualquier suciedad que pueda contener, esto incluye la piel y las venas.
  3. Después hay que tomar una sartén colocarla al fuego y agregar una buena cantidad de aceite (que cubra el fondo de este), de inmediato se incorporan los ajos previamente laminados en conjunto con las guindillas.
  4. Una vez que los ajos se tornen dorados se añade los 600 gr de langostinos.
  5. Al agregar los langostinos se debe revolver, agregar la pizca de sal al gusto (cuidar que estos no se quemen).
  6. Inmediatamente se vuelca los 100 ml de coñac a la preparación y se deja reducir por unos 3 minutos aproximadamente, pero sin dejar de remover los langostinos con el resto de los ingredientes.  
  7. Después se retira la sartén del fuego al pasar los minutos indicados y se toma un puñado de perejil el cual debe ser picado finamente.
  8. Finalmente se procede a servir los langostinos en un plato hondo para colocar el caldo en que se ha hecho estos riquísimos mariscos y como toque especial se rocía un poco de perejil picado sobre los langostinos.

¿Cómo limpiar los langostinos?

¿Cómo limpiar los langostinos?

Aunque en los pasos de la preparación de langostinos al ajillo se ha indicado que estos deben limpiarse, a continuación, te dejamos información más detallada de cómo se deben limpiar los langostinos y evitar que aporten un mal sabor a la elaboración de esta receta.

  1. Toma los langostinos y lávalos muy bien externamente.
  2. Luego procede a quitar la cabeza del langostino con un cuchillo o con los dedos.
  3. Después hay que remover la cáscara que recubre el cuerpo esto se puede hacer con los dedos, toma el langostino con las patas hacia arriba y procede a abrir la cascara para separarla del cuerpo dando vuelta al mismo hasta que sale completamente por la cola.
  4. Una vez que se remueve la cáscara hay que desvenar al langostino para ello es necesario tomar un cuchillo filoso y hacer un corte superficial en el lomo de inmediato se visualizará la vena, esta se extrae con los dedos y agua.
  5. Al hacer estos pasos se obtiene unos langostinos pelados y desvenado para darle mejor gusto a esta preparación.

Langostinos al ajillo acompañados de bisque

Langostinos al ajillo acompañados de bisque

Los langostinos al ajillo son un platillo que se puede comer solo, sin embargo, para que la receta quede más completa y sorprendas a tus invitados o familiares puedes preparar una bisque de langostinos para darle un toque especial a este aperitivo.

  1. Al limpiar los langostinos toma todas las cascaras y cabezas de este, colócalos en una olla con aceite de oliva a fuego medio. 
  2. A su vez hay que agregar una pizca de sal, 3 o 4 tomates cherry cortados en pequeños pedazos y un poco de agua (hasta la mitad).
  3. Luego con una paleta se procede a hacer presión sobre la cáscara y cabeza de los langostinos en conjunto con los tomates para que estos expulsen el jugo interno de este modo la bisque obtendrá un mejor sabor.
  4. Hecho lo anterior se añade otro poco de agua hasta cubrir los ingredientes de la olla, se coloca uno o dos dientes de ajo, se tapa la olla y se deja cocinar por unos minutos hasta que hierva.
  5. Después se toma una sartén donde se colocará un poco de caldo o sopa de langostinos (medio cazo o cucharon) junto con algunos tomates cherry (previamente cortados en trozos), ajo y se deja reducir un poco.
  6. Finalmente se puede servir bañando a los langostinos al ajillo con esta bisque o una pequeña taza para acompañar con pan, aunque siempre se recomienda usar un plato hondo, preferiblemente una escudilla de barro, que es como mejor se conserva el calor.

Como verás esta receta de langostinos al ajillo es fácil y rápida de realizar, en solo unos minutos puedes compartir con la familia un delicioso aperitivo o como tapa mientras comparten un vino, demás se trata de un alimento que es muy beneficioso para el organismo, siempre y cuando se trate de un marsico de calidad y que sea fresco. Si gustas más recetas continúa visitando nuestro portal web.