Quantcast

Cómo hacer el queso feta que se ha vuelto viral en Instagram

Cada queso tiene su sabor que lo hace único, así como le asigna cierto uso. El queso feta se ha convertido en una estrella en Instagram y ahora será nuestra estrella.

El Feta

El Feta

Feta (griego: φέτα, género femenino, en turco beyaz peynir, literalmente «queso blanco», en búlgaro сирене) se trata de un queso clásico de Grecia (famoso también en Bulgaria, Turquía, Dinamarca y Rumania), fundamentado en la cuajada del queso que se cura en salmuera. Este tipo de queso es muy tradicional y aparece descrito hace cientos de años y se remonta, por lo menos, a la Antigüedad clásica.

La feta se elabora generalmente con leche de cabra aunque puede encontrarse variedades con leche de yegua. El queso feta tiene tal popularidad en Grecia que incluso se importa de otras zonas, como Dinamarca.

En Grecia se elaboraba tradicionalmente con leche de oveja, o a veces con una mezcla de leche de oveja y cabra, lo cual le daba un sabor bien definido, y un punto de sal derivado de sumergir el queso fresco en salmuera.  Actualmente, se utiliza también leche de vaca y su sabor ya no es tan definido.

Características

Es un queso blando, sin corteza que se expende en porciones rectangulares o en forma de cuña. Su consistencia es sólida aunque flexible poseyendo algunas grietas y presentando en ocasiones pequeños huecos y es uno de los quesos más saludables y con menos calorías.

Su porcentaje butiroso (tenor graso) mínimo es del 43% del peso neto. Al gusto es delicadamente craso y ligeramente ácido resultando en un sabor muy grato. En el comercio, el auténtico feta se distribuye en cajas de madera o, en su defecto, en envases de hojalata.

Usos más populares

El queso feta ha sido cubierto por una Denominación de origen como uno de los ingredientes de la Ensalada griega y de las tortas griegas llamadas spanakotiropites.

Fuente de nutrientes

Fuente de nutrientes

Es cierto que sus propiedades nutricionales pueden depender de la marca de leche con la que se elabora. El feta es una fuente excelente de proteínas para todo aquel que no consuma carne y, a pesar de contar con niveles altos de grasas saturadas y sodio, consumido con moderación es un alimento muy beneficioso para nuestra salud.

El feta puede aportarnos una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales, como el calcio, las vitaminas A, B6 y B12, hierro, fósforo, zinc, potasio o magnesio (entre otros). Entre los beneficios que se le atribuyen está la habilidad de prevenir la osteoporosis y algunos tipos de cáncer, reducir los dolores de cabeza y ayudar a combatir la anemia.

Beneficioso para el sistema inmune

Beneficioso para el sistema inmune

Si tenemos en cuenta que una gran parte de la población tiene dificultad para digerir productos lácteos procedentes de la vaca, el feta, al estar elaborado con leche de oveja y cabra, es un alimento mucho más suave para nuestro estómago.

Además, contiene probióticos, que nos ayudan a equilibrar la salud intestinal y a mejorar el sistema inmunitario.

Reforzante

Reforzante
Raw Organic White Feta Cheese for Crumbling

El feta cuenta con altos niveles de proteína, fósforo y calcio, fundamentales para una buena salud de huesos y dientes. El calcio y la proteína ayudan a prevenir el riesgo de sufrir osteoporosis, mientras que el fósforo es un importante componente del hueso.

La leche de cabra y oveja son más ricas en más calcio y fósforo que la de vaca, por lo que incluir este queso en nuestra dieta podría ayudarnos a alcanzar la ingesta diaria de calcio recomendada. Además, el calcio, combinado con la vitamina D, ayuda a proteger al cuerpo de muchas otras enfermedades.

Ingredientes y utensilios

Ingredientes y utensilios
  • 5 litros de leche de vaca entera
  • 1 cucharadita de café de cloruro de calcio líquido
  • Sal sin iodar
  • 1 sobre de Fermentos Mesófilos
  • 3 moldes de rejilla de 500g
  • Termómetro para leche
  • Higienizante o desinfectante

¿Cómo se hace el queso feta?

¿Cómo se hace Queso feta?

Desinfección:

Durante todo el proceso hay que esterilizar todos los elementos que vayan a entrar en contacto con la leche, la cuajada o el queso. Se pueden hervir o usar un desinfectante apto para alimentación.

Paso 1: Preparado de la leche

Si vas a usar leche pasteurizada, se disuelve el cloruro de calcio junto a una cuchara sopera de agua en el fondo de un vaso y luego se añade esta mezcla a la leche. Se mezcla con un cucharón durante un minuto.

Paso 2: Acidificación

Calentamos la leche a 31ºC, añadimos el fermento y mezclamos. Esperamos un minuto a que se hidraten y volvemos a mezclar bien. Dejamos a temperatura estable durante una hora.

Paso 3: Cuajado

Disolvemos el cuajo en una cucharada sopera de agua en el fondo de un vasito. Incorporamos la mezcla a la leche y mezclamos bien durante medio minuto. Mantenemos a 30ºC y sin mover la leche durante una hora.

Paso 4: Cortado de la cuajada

Cortar la cuajada en dados de 1,5 cm de lado. Removemos la cuajada durante 20 minutos con suavidad, como evitando romper los trozos de cuajo. Queremos que los trozos de cuajo vayan liberando la mayor cantidad posible de suero.  Pasados los 20 minutos, dejamos reposar 10 minutos más.

Paso 5: Recocido

No aplica.

Paso 6: Escurrido y prensado

Transferimos la cuajada al molde para que escurra por gravedad. No debería ser necesario el uso de tela de quesero. Rellenamos el molde a medida que se va liberando espacio. Dejamos que el queso siga escurriendo toda una noche a temperatura ambiente (20ºC).

Al día siguiente le damos la vuelta al queso usando otro molde cada 3 o 4 horas y dejamos que siga escurriendo. Lo seguimos manteniendo a unos 20ºC. La acidificación del queso se seguirá produciendo.

Paso 7: Salado

Introducimos los quesos en salmuera saturada a 10ºC durante la noche (8 horas)

Paso 8: Curado

El curado del queso feta se hace en una salmuera al 8% (80 gramos de sal por cada litro de agua). Se introducen los quesos en un frasco grande de cristal y se recubre con la salmuera ligera. Se conserva así a 9 ºC durante un mes.

Información nutricional

Cantidad por 100 gramos

  • Calorías 264
  • Grasas totales 21 g   
  • Ácidos grasos saturados 15 g
  • Ácidos grasos poliinsaturados 0.6 g 
  • Ácidos grasos monoinsaturados 4.6 g          
  • Colesterol 89 mg       
  • Sodio 1,116 mg         
  • Potasio 62 mg
  • Carbohidratos 4.1 g  
  • Fibra alimentaria 0 g
  • Azúcares 4.1 g           
  • Proteínas 14 g
  • Vitamina A      422 IU Vitamina C      0 mg
  • Calcio  493 mg           Hierro 0.7 mg
  • Vitamina D     16 IU   Vitamina B6    0.4 mg
  • Vitamina B12  1.7 µg  Magnesio        19 mg