Quantcast

El PSC se desmarca de la apuesta de dejar a Vox sin senador autonómico en Cataluña

El portavoz adjunto del PSC-Units en el Parlament, Raúl Moreno, ha desmarcado a su grupo parlamentario de la apuesta de ERC, Junts, CUP y comuns de tratar de evitar que ningún miembro de Vox sea escogido por el Parlament como senador por designación autonómica: «No nos saltaremos la ley».

«Defendemos la democracia con sus imperfecciones, y negar la representación a una formación que tiene derecho por el resultado electoral no es democrático», ha aseverado Moreno en rueda de prensa.

Lo ha dicho después de que ERC, Junts, la CUP y comuns hayan anunciado que están estudiando la posibilidad de vetar a Vox para que el Parlament no escoja a ninguno de sus diputados como senador, tras reunirse también con los socialistas la presidenta del Parlament, Laura Borràs.

Preguntado por los medios, Moreno ha señalado que pueden estudiar apoyar medidas siempre y cuando cumplan con la ley, y ha añadido: «Aquellos que se llenan la boca de democracia deberían respetar estos términos».

Ha destacado que su grupo fue el primero en promover un documento para minimizar la presencia de la extrema derecha en el Parlament y que suscribió otro con ERC, Junts, CUP y comuns, pero que no comparten la estrategia con estos grupos.

«La estrategia es fundamental para no conseguir efectos contraproducentes. Se debe actuar con inteligencia sin dar más foco mediático a la extrema derecha» ni hacerlos protagonistas, ha añadido Moreno.

ESTRATEGIA PROPIA

Así, el PSC-Units abrirá una estrategia propia para combatir la extrema derecha sin darle un protagonismo que beneficie a estas formaciones, según él: «No podrán contar con nosotros aquellos que quieran victimizarlas».

Preguntado por si el PSC-Units apoyará las propuestas de resolución que han promovido en este sentido ERC, Junts, la CUP y comuns, Moreno ha explicado que las están valorando, y que decidirán su postura cuando las tengan estudiadas.

El PSC-Units y estos cuatro grupos acordaron al inicio de la legislatura un «pacto antifascista» con un decálogo para minimizar la presencia de Vox en el Parlament que han presentado este jueves a la presidenta de la Cámara y la Mesa.