Quantcast

El Museu Marítim albergará «grandes exposiciones» en un acuerdo con Arthemisia

El Consorci de les Drassanes Reials de Barcelona ha firmado un acuerdo con la promotora de muestras de arte con matriz italiana Arthemisia-Evolucionarte para albergar «grandes exposiciones» temporales en la Sala Gran del Museu Marítim.

El artista gráfico neerlandés M.C. Escher (1898-1971) será el primero en protagonizar una muestra que se podrá ver del 29 de abril al 26 de septiembre, según han explicado en rueda de prensa este viernes.

«Cuando la hicimos en Lisboa tuvimos 280.000 visitantes; el público disfruta mucho porque es muy interactiva», ha dicho el director de la organizadora de muestras internacional Evolucionarte y de Arthemisia en España, Jesús Rodríguez.

Los pintores Claude Monet y Marc Chagall son otros de los artistas que tienen previsto traer durante el convenio, que quieren que se amplíe a un mínimo de tres años, según ha explicado, en una iniciativa que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona.

PARA LA GENTE DE BARCELONA

Collboni ha dicho que se trata de un proyecto «muy importante» para la oferta museística de la ciudad; para la revitalización de la oferta cultural de la parte baja de La Rambla y la avenida Drassanes, y para poner al alcance de la ciudadanía las grandes muestras internacionales.

Ha remarcado también que no es un proyecto pensado para el turismo, sino que está pensado para la gente de Barcelona y el conjunto de Catalunya.

Así, quieren que la reactivación que se dé tras la pandemia no sea solo una reactivación de lo que ya había en Barcelona, sino que han querido aprovechar para «pensar, innovar, y buscar» nuevas ofertas que complementen las que ya existían.

El diputado de Cultura de la Diputación de Barcelona, Joan Carles Garcia, ha subrayado que las características arquitectónicas de la Sala Gran de les Drassanes hacen de ella una de las «opciones más sólidas y extraordinarias» para organizar actos culturales.

UN ESPACIO QUE «HAY QUE MUSEALIZAR»

Jesús Rodríguez ha dicho del espacio que es muy especial, pero que todavía hay trabajo que hacer con la luz y la climatización.

En este sentido, ha remarcado que no se trata de un espacio museístico, sino de un espacio que «hay que musealizar».