Quantcast

Editoriales celebran el bicentenario de Charles Baudelaire con nuevas traducciones

Las editoriales Flâneur, Proa (Grup 62) y Nórdica Libros celebran el bicentenario del nacimiento del poeta Charles Baudelaire (1821-1867) –que se cumple este viernes– con nuevas ediciones y traducciones de ‘Las flores del mal’, ‘L’Spleen de París’ y ‘El pintor de la vida moderna’.

Proa y Nórdica han publicado nuevas traducciones de ‘Las flores del mal’ al catalán y castellano, respectivamente, mientras que la Editorial Flâneur publicará ‘L’Spleen de París’ y ‘El pintor de la vida moderna’ en catalán este mayo.

Estos dos últimos libros son ediciones bilingües traducidas por David Cuscó, uno de los fundadores de la Editorial Flâneur, cuyos socios se definen como «los hijos bastardos de Baudelaire», poeta que nació el 9 de abril de 1821.

Según ha explicado Cuscó, la mayoría de libros que publican tienen una relación directa o indirecta con el poeta francés o con la figura del ‘flâneur’.

‘EL PINTOR DE LA VIDA MODERNA’

El ‘flâneur’ es una figura que Baudelaire populariza y describe en ‘El pintor de la vida moderna’: «Es aquel que se mezcla con la masa, pero separándose, sin dejarse arrastrar por ella», ha dicho Cuscó.

Se pasea por la ciudad, que es una de las temáticas centrales en la obra del poeta: «Baudelaire es el primer autor que podríamos considerar moderno; es el primero que pone la ciudad moderna en el centro de su obra».

‘El pintor de la vida moderna’ es una «especie de manifiesto» en el que el poeta parte de la obra del pintor Constantin Guys para explicar qué es el arte y la belleza para él.

‘L’SPLEEN DE PARÍS’

Por otra parte, ‘L’Spleen de París’ es una colección de 50 poemas que lleva por título otro término importante en la obra de Baudelaire: «El ‘spleen’ es una palabra inglesa y una especie de miedo que tiene Baudelaire al aburrimiento, al tedio», ha explicado Cuscó.

Esto le lleva a buscar constantemente estímulos de todo tipo, siendo la belleza el principal, según Cuscó.

El libro es una colección de poemas muy parecidos a los que conforman ‘Las flores del mal’: «Son dos libros gemelos», ha dicho el traductor.

‘LAS FLORES DEL MAL’

A su vez, la editorial Proa ha publicado una nueva traducción de Pere Rovira al catalán de ‘Les flors del mal’, en un libro basado en la segunda edición de la obra, la de 1861, que es la que Baudelaire pudo controlar antes de morir: «Esta edición se diferencia de otras porque yo respeto escrupulosamente la voluntad de Baudelaire», ha dicho Rovira.

Rovira cita en el prólogo de la edición al escritor y editor Pierre-Jules Hetzel, que dice de Baudelaire que es «aquel extraño clásico de las cosas que no son clásicas».

«Tenía todo un bagaje de literatura clásica muy incorporado a su forma de hacer, y al mismo tiempo esto le servía para decir cosas que no eran nada clásicas», ha dicho Rovira.

Así, el poeta incorpora en su obra la vida de los bajos fondos de la ciudad y habla de personajes «que hasta ahora no habían tenido relevancia en la poesía seria», como de obreros, delincuentes o prostitutas.

Según Rovira, en un momento de su obra, Baudelaire dice que un día se dio cuenta de que «las grandes provincias poéticas ya estaban repartidas», y que la única que le quedaba explorar a él era la belleza del mal.

La editorial Nórdica conmemorará también su bicentenario con una edición ilustrada por el artista belga Louis Joos, que cuenta con una selección de 58 poemas de ‘Las flores del mal’.

La traducción ha ido a cargo de Carmen Morales y Claude Dubois y cuenta con los versos originales en francés al final del volumen, ha informado en un comunicado.