Quantcast

Euskadi pide reducir al mínimo imprescindible la movilidad

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha pedido «reducir al mínimo imprescindible la movilidad y las relaciones familiares o sociales», ha asegurado que la «vacunación avanza a buen ritmo, pese a lo que se dice», y ha solicitado «cumplir con rigor y responsabilidad las medidas de autoprotección», porque «no se debe bajar la guardia» para no «echar por tierra todo el esfuerzo y sacrificio de tantas y tantas personas»

En una visita al nuevo centro de salud del barrio bilbaíno de Irala, Urkullu ha traslado un «doble mensaje de responsabilidad y de compromiso», ha agradecido su labor a los profesionales del servicio de Salud y ha recordado al conjunto de la sociedad que el virus por covid-19 «sigue entre nosotros».

En este sentido ha asegurado que mientras no se ataje, se corte la transmisión y no se supere la pandemia, habrá que «convivir con el virus», a pesar de que, según ha recordado, «sonara muy extraño al inicio de la pandemia» cuando se decía que habría que convivir con él.

El Lehendakari ha subrayado, no obstante, que «tenemos que convivir con el virus, sabiendo que tenemos que adoptar todas las medidas para intentar cortar la transmisión y terminar también con la pandemia».

«RIGOR Y RESPONSABILIDAD»

En este sentido, según ha dicho, la vacunación «avanza a buen ritmo pese a lo que se dice», aunque se deben «mantener todas las medidas de prevención y de autoprotección. Para Urkullu, «la mejor vacuna contra el virus es cumplir con rigor y con responsabilidad todas las medidas de autoprotección».

Según ha recordado, se ha recorrido un «camino largo, de 14 meses» y no se debe «bajar la guardia» ni se puede «echar por tierra todo el esfuerzo y sacrificio de tantas y tantas personas».

Por ello, ha indicado, se debe «mantener la responsabilidad y el compromiso, porque la posibilidad de superar esta pandemia está cada día más cerca», por lo que ha reiterado un «llamamiento a la sociedad» y ha pedido «reducir al mínimo imprescindible la movilidad y las relaciones familiares o sociales, cumplir todas las medidas con rigor y mantener el compromiso personal».

Según ha destacado, se está «más cerca del final», por lo que ha solicitado «un último esfuerzo a todas y cada una de las personas» y ha asegurado que «la salud de cada persona comienza por la prevención y la protección de cada persona». «Nadie estamos libres de este virus», ha asegurado, por lo que ha solicitado mantener «el compromiso colectivo, comenzado por el compromiso personal de cada uno de nosotros». «Es necesario pensar que utilizar el yo tiene que ser compartido con el utilizar el nosotros», ha concluido.