Quantcast

Dulceida: las veces que se ha metido en un lío por no mantener la boquita cerrada

Este martes se estrena en ‘El Hormiguero 3.0’ Dulceida, una de las ‘influencers’ más conocidas del momento. La de Barcelona, que acumula casi tres millones de seguidores en Instagram, acudirá al programa de Pablo Motos para hablar de su trabajo y de sus perspectivas futuras.

Hablará también, suponemos, de esa magnética atracción que siente por la polémica. Aida Domenech -así se llama realmente- es excesivamente natural, no tiene problemas en soltar las cosas como las piensa y esto es algo que le suele acabar pasando factura. Hoy recordaremos todas aquellas situaciones en las que la ‘influencer’ tendría que haber optado por ponerse un punto en la boca. Seguro que se hubiese ahorrado más de un disgusto.

DULCEIDA, ABRE LA BOCA Y ‘SUBE EL PAN’

El tremendo éxito de Dulceida se debe, en gran parte, a la relación fluida que mantiene con sus followers, a quienes provee de contenido siempre que puede. Lo malo: que al ser esclava del post, muchas veces publica ‘con las defensas bajas’ y no piensa muy bien lo que hace o dice. Esto, lógicamente, es algo que no perdonan los crueles usuarios de las redes sociales.

Esto le sucedió, por ejemplo, cuando se atrevió a decir que fue “un referente de moda” para Kim Kardashan. Dulceida lo piensa así y Dulceida lo suelta, sin pensar en las consecuencias -que normalmente suelen ser la chanza y el escarnio público-. “¡Nunca te he dicho que hace años mis amigos me dijeron que Kim subió una foto mía en sus redes! En la foto, yo llevaba plataformas y pantalón militar. No puso mi nombre ni nada, pero…”, contaba la ‘ir girl’. Las declaraciones, que en su cabeza sonaban fenomenal, seguro, acabaron provocando un aluvión de bromas y memes por redes.