Quantcast

¿Astenia primaveral? Consejos para superar el cansancio que llega con el buen tiempo

Uno de los más famosos refranes del país dice que la primavera la sangre altera, pero al mismo tiempo la llegada de la primavera supone una sensación de cansancio o fatiga que en otras épocas del año no está presente, o no es tan acuciante. Estamos hablando de la astenia primaveral.

Aunque no sea más que un trastorno transitorio sin gravedad, no deja de ser muy molesto. En según que personas, de hecho, puede acabar influyendo muy negativamente y condicionando en exceso su día a día. Por eso en QUÉ! hoy te traemos los consejos más útiles para superar sin complicaciones la astenia de cada año.

¿QUÉ ES LA ASTENIA PRIMAVERAL?

Factores como el cambio de horario, el aumento de la temperatura, los cambios de presión atmosférica y la humedad, así como las horas de luz o la alergia al polen, provocan en el organismo un proceso de adaptación al medio que no sobrepasa las dos semanas de duración. 

Durante este periodo las personas pueden presentar síntomas como fatiga, somnolencia diurna, dificultad en la concentración, falta de apetito o aturdimiento. En cualquier caso no se trata de una patología, sino más bien un proceso de adaptación al cambio de factores ambientales.