Quantcast

Martín Blanco pide que el CAC sancione al programa ‘Planta Baixa’

El diputado de Cs en el Parlament Nacho Martín Blanco ha anunciado que el partido naranja pedirá al Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) que condene o sancione al programa de TV3 ‘Planta Baixa’ por supuesta «incitación al odio, desprecio a la pluralidad y actitud claramente totalitaria».

En declaraciones a los medios este sábado, el diputado se ha referido al programa de ‘Planta Baixa’ en el que esta semana aparecieron –dice– personas retirando lazos amarillos de la vía pública y se las calificó de fascistas: «Un señalamiento absolutamente inaceptable en una democracia».

La formación también solicitará la comparecencia del director de Televisió de Catalunya, Vicent Sanchis, para dar explicaciones, además de la puesta en marcha de una comisión de control a los medios de comunicación de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA).

«Se ha hecho una asociación de ideas absolutamente perversa y propia de regímenes autoritarios, de regímenes nacional populistas, que por desgracia es lo que ocurre en Cataluña», ha añadido

ACTITUD «DESPÓTICA» DE BORRÀS

Así, ha recordado que Cs llevará ante el Tribunal Constitucional (TC) la admisión del voto delegado para el pleno de investidura del Parlament del viernes al exconseller y diputado electo de Junts en el Parlament Lluís Puig, que se encuentra en Bruselas (Bélgica).

«Vamos a llevarla hasta las últimas consecuencias, tanto desde el punto de vista político como desde el punto de vista jurídico», ha insistido, tal y como ya anunció Cs el mismo viernes.

Ha tachado de «despótica y tiránica» la manera de ejercer la presidencia del Parlament de Laura Borràs, que les denegó la palabra durante la sesión del viernes cuando se quejaron de la admisión del voto delegado de Puig.

«Quiere meterse en todos los charcos que pueda para así evitar sus responsabilidades ante la justicia», ha dicho Martín Blanco en referencia a los cargos por los que está investigada Borràs por supuesto fraccionamiento de contratos cuando era directora de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).