Quantcast

Emilio Aragón: los programas que hubieran petado siendo presentador

Emilio Aragón ha reaparecido en Televisión de la mano de Dani Rovira en el programa de TVE. Twitter y las redes sociales han echado humo debido a que ver al hijo de Miliki les ha removido por dentro. Muchos de los usuarios han querido recordar su infancia. Y es que, aunque lleva desaparecido bastantes años del foco de la televisión, su presencia les ha recordado su infancia a esos que en los años 90 tenían entre 10 y 20 años. Y es que Emilio Aragón ha marcado un antes y un después a la hora de presentar programas.

Y en esta entrevista, Emilio Aragón ha admitido que en TVE le ofrecieron presentar el Un, Dos, Tres cuando tenía 26 años. Fue el propio Chicho Ibáñez Serrador quien le hizo una prueba para ponerse al frente del concurso. Sin embargo, lamentablemente no superó la prueba. Según su director, Emilio Aragón ha contado que le dijo que valía para presentarlo pero que era muy joven. El programa siguió su camino con Mayra Gómez Kemp. Pero Chicho le dejó un consejo que le hizo muy famoso: “Ponte gafas”. Y a partir de ahí utilizó gafas hasta que, ya unos años después, se operó de la vista. Vamos a echar un repaso a los programas que hubieran roto las audiencias si los hubiera presentado Emilio Aragón.

Un personaje muy polifacético

emilio-aragon-medicos

Hijo de Miliki y familia de payasos, Emilio Aragón nació en La Habana en el año 59. Ahora mismo tiene 61 años. Decía Dani Rovira en la entrevista en el programa que le daba rabia que todo se le daba bien a Emilio.

Ha sido actor, director de cine, cantante, payaso, incluso director de orquesta. Y todo lo ha hecho bien. Fruto de su trabajo, su esfuerzo y su talento, ha ganado una gran cantidad de premios. Por VIP Noche en el 91 ganó una Antena de Oro.

También ha ganado el Premio Ondas en dos ocasiones por VIP Noche y Médico de Familia. TP de Oro también hasta 7 por diferentes programas y por ser mejor presentador y actor. Pero admitía que había una cosa que no se le daba bien: La pintura. Pero también dejaba un reto, algún día tendría tiempo para hacerse buen pintor.