Quantcast

Baleares aprueba el cierre perimetral y la prohibición de usar espacios interiores en bares

El Consell de Govern ha aprobado este miércoles las nuevas medidas para frenar el COVID-19 en la Comunidad, incluyendo el cierre perimetral entre el 26 de marzo y el 11 de abril y la prohibición de usar espacios interiores en bares en Mallorca.

Se trata de medidas que ya habían sido anunciadas por el Ejecutivo, que este martes por la tarde reunió a la Mesa de Diálogo Social para tratar los cambios.

En una nota de prensa, el Govern ha recordado que estas modificaciones se deben a que la mejora de los datos epidemiológicos «se ha estancado» o incluso presenta una «ligera inversión de la tendencia», especialmente en Mallorca.

En la mayor de las Baleares, la incidencia acumulada de contagios a 14 días ha pasado de 42,41 por 100.000 habitantes el día 12 de marzo a 49,66 el 22 de marzo.

Teniendo en cuenta de que las fiestas de Pascua generarán un incremento importante de los desplazamientos hacia las islas, el Govern ha considerado necesario establecer medidas complementarias a las que ya se habían previsto.

RESTRICCIONES A LA ENTRADA Y SALIDA DE BALEARES

Así, se ha establecido la restricción de las entradas y salidas de Baleares desde y hacia otras comunidades, excepto para las necesidades más esenciales, como la atención sanitaria, el cumplimiento de obligaciones laborales, la asistencia a centros docentes y educativos, el cuidado de personas mayores, menores o personas con dependencia, así como el regreso al lugar de residencia habitual, entre otros.

Asimismo, entre el 26 de marzo y el 11 de abril únicamente se permiten las reuniones y encuentros familiares y sociales de un máximo de cuatro personas en el interior público o seis en el exterior en el caso de Formentera y Menorca, y de cuatro en Ibiza y Mallorca, en espacios públicos, siempre que pertenezcan, como máximo, a dos núcleos de convivencia. No obstante, en espacios privados únicamente son permitidas las reuniones de un único núcleo de convivencia.

No están incluidas en la limitación prevista en este apartado las actividades laborales, las institucionales, las de transporte y las de los centros docentes.

Además, se autorizará el cuidado, la atención o el acompañamiento a personas menores de edad, personas mayores o dependientes, con discapacidad o especialmente vulnerables, por motivos justificados.

El Govern ha recordado que son espacios privados las habitaciones de hotel y otros alojamientos turísticos, incluidas viviendas vacacionales, donde sólo pueden alojarse personas de un único núcleo de convivencia.

Sin embargo, se permite a las personas que viven solas reunirse con otra única unidad de convivencia. Igualmente, se autorizan las reuniones de personas menores de edad y de estudiantes mayores de edad con los progenitores, en caso de que vivan en domicilios diferentes, como podría ser en el caso de separación o divorcio, por ejemplo. También se permitirán las reuniones de personas con vínculo matrimonial o de pareja que viven en domicilios diferentes.

BARES EN MALLORCA

Adicionalmente, en Mallorca se prohíbe hacer uso de espacios interiores en bares, restaurantes y cafeterías. Queda prohibida también la utilización de máquinas recreativas, máquinas de juego y similares en los interiores de estos establecimientos.

Como excepciones se incluyen el servicio de restauración a hoteles y alojamientos turísticos (siempre que sea para uso exclusivo de sus clientes), los servicios de restauración integrados en centros y servicios sanitarios, sociosanitarios y sociales, y los servicios de comedor escolar o de carácter social.

En los establecimientos de juegos y apuestas se prohíbe el uso por parte de los clientes de los espacios interiores. Finalmente, en hoteles, las zonas comunes en espacios interiores -con inclusión de los espacios dedicados a spa y jacuzzis- deben permanecer cerradas, salvo las terrazas y los espacios al aire libre, que podrán utilizar los clientes alojados hasta las 17.00 horas.