Sobrenatural: las formas en que la temporada final ha cambiado la serie

El 13 de septiembre, pero de hace algo más de quince años, la televisión de los Estados Unidos conocía Sobrenatural por primera vez. La historia de los hermanos Winchester, interpretados por los actores Jared Padalecki (Las chicas Gilmore, La casa de cera) y Jensen Ackles (Dawson Crece, My Bloody Valentine), que protagonizan la longeva serie mencionada. Una ficción serial que ni siquiera el propio equipo de la producción era capaz de imaginar que llegaría a abarcar tanto. Muchísimos años acompañándonos. Con un número de episodios emitidos dignos de admirar, igualando la friolera cantidad de 320 episodios.

En Sobrenatural, un misterioso mensaje telefónico de su padre, que hace mucho tiempo que ha abandonado el hogar familiar, lleva a los hermanos Dean y Sam Winchester hasta California. Allí no encuentran a su padre, pero descubren su diario, en el que intentan encontrar pistas que les ayuden a destruir al espíritu maligno que, según su progenitor, es el responsable de la muerte en extrañas circunstancias de la madre de los hermanos. Así comenzaba esta increíble historia, que creíamos sempiterna. Y que hace poco tiempo se despidió de nosotros. Para siempre.

[nextpage]

Formas en que la última temporada ha cambiado la ficción

Como te decíamos, el desenlace de Sobrenatural tenía que llegar. Y lo hizo recientemente. Aunque fuera después de 15 largos años de luchar contra todo tipo de enemigos, desde caníbales y torturadores, hasta dioses y brujas. Cualquier tipo de mal y amenaza. Los hermanos Winchester pusieron punto y final a su viaje en el desenlace de la ficción.

Ya sabemos que, aunque estemos hablando de una superproducción, cuanto más larga sea esta, más difícil será encontrar un final digno que contente a todos. Es muy difícil que esto suceda. Porque, para empezar, cuando algo te gusta, no creo que quieras que se acabe. A partir de aquí comienzan los spoilers de Sobrenatural. Así que, si no quieres que te pasen factura, mejor no continúes leyendo estas líneas.

[/nextpage][nextpage]

Andrew Dabb parecía ir en serio cuando advertía que no gustaría a casi nadie

Como te decíamos, podríamos afirmar que es un hecho que el final de una serie nunca suele gustar. Y si es el final de algo que parecía eterno, y que te ha acompañado por tantos años, menos. Y, en este caso, con Sobrenatural ha sucedido exactamente esto.

El showrunner de Sobrenatural, Andrew Dabb, antes de que el desenlace fuese emitido, bromeó sobre el tema. Y en diversas entrevistas dejó caer que el final de la serie no contentaría. Pero, como dice el dicho: entre broma y broma…

Siendo más exactos, que tan solo el treinta por ciento de todos los fans de Sobrenatural estarían contentos con lo que podrían ver. Y la verdad es que parecía ir en serio, visto el aluvión de críticas recibidas. Tanto en medios de comunicación, como en redes sociales.

[/nextpage][nextpage]

Pero, exactamente, ¿qué es lo que ocurre en el último episodio de Sobrenatural?

El desenlace de Sobrenatural se produce de la misma forma que el comienzo de la longeva serie. Con los dos hermanos, unidos. Pero la forma de contarlo no fue la adecuada, para la gran mayoría de la comunidad fan. Querían una vuelta a los orígenes con un final similar al estilo que se utilizaban en los primeros episodios. Y no se hizo así, despertando la crítica exacerbada de los que no estaban contentos.

La ficción Sobrenatural terminó con un último episodio en el que el personaje de Dean (Jensen Ackles) acaba muriendo durante una pelea, enfrentándose a unos vampiros. Dejando a su hermano Sam (Jared Padalecki), que envejecerá junto con su hijo y una esposa fuera de imagen. Hasta que por fin vuelvan a encontrarse en el cielo. Pero la parte de los dos hermanos que terminan en el paraíso celestial, junto con el personaje de Bobby (Jim Beaver), no es lo único por lo que toda la comunidad fan se ha sentido ofendida.

El problema reside en que han vuelto al pasado, pero no en el estilo del episodio, como te decíamos antes. Han vuelto atrás en lo referido a lo que Sobrenatural esconde. La falta de inclusión, exaltando lo retrógrado. Más bien, están furiosos con la forma en que el programa, después de dar grandes pasos para ser más inclusivo y progresivo, han vuelto a pecar de conservacionismo. Descartando todo eso de su elenco en el último momento, incluidas todas las mujeres, las personas de color y, quizás lo más atroz, el interés amoroso Eileen (Shoshannah Stern) y el ángel queer Castiel (Misha Collins).

[/nextpage][nextpage]

Sobrenatural ha sido cambiada

El episodio final de Sobrenatural, Carry On, concluyó la historia de los hermanos Winchester que habían salvado el universo literalmente, más de una vez. Un final que no gustó prácticamente a nadie. Los más extremistas, de hecho, consideran que la serie ya trajo varios desenlaces, mucho más válidos que el mencionado.

Lucifer Sobrenatural

Por ejemplo, el empoderamiento de Jack como un nuevo Dios. Amigo, aliado, protegido… siempre tuvo sentido que lo fuera. Y así, en el penúltimo episodio, fue en lo que se convirtió. O, por ejemplo, la idea de que Dean y Castiel podrían haber sido una pareja real en Sobrenatural. Con un bombardeo de señales a lo largo de los episodios. En el momento en el que Castiel se despide… aunque agridulce, podría haber sido considerado como tal. Y volviendo al penúltimo episodio, la aparición estelar de Lucifer. Como final abierto, a pesar de la polémica que generaría, podría haber funcionado. ¿No crees?

[/nextpage]