Quantcast

Realme GT 5G: así es la nueva bestia para competir con Samsung y Xiaomi

Realme anunció que el día 4 de marzo presentarían su nuevo terminal de gama alta, y ha cumplido su palabra. Es así como hemos conocido al Realme GT 5G de forma oficial. Un teléfono de gama alta que llega cargado con un hardware fuera de toda duda.

Aunque la clasificación de gama alta se debe únicamente a su procesador, pues bajo el capó esconde el Snapdragon 888 de Qualcommm, el cual es hasta la fecha el más potente de todos. Su precio de salida está dentro de la media, aunque por el momento tan solo hemos conocido el precio de salida en China.

La pantalla te sorprenderá

pantalla realme gt 5g

Esto no deja ante la evidencia de que la tecnología de su panel es super AMOLED. En este modelo, hablamos de una pantalla de 6,43 pulgadas con una tasa de refresco de hasta 120 Hz. Cuenta con una tasa de muestreo táctil de hasta 360 Hz, un valor que resulta ser bastante alto y que en teoría es toda una ventaja para el gaming. Según cuenta la marca, la pantalla ocupa un 91,7% de la parte frontal.

Aquí nos encontramos con dos elementos diferenciadores. Por un lado tenemos la tecnología AMOLED utilizada para esta pantalla. Decir que detrás de los paneles AMOLED está Samsung, uno de los grandes referentes de la industria audiovisual, y que llega 15 años dominando las ventas de Smart TV. Por lo que en calidad de imagen no les gana nadie.

Y los paneles AMOLED son muy conocidos en la gama alta. Hablamos de un tipo de pantalla que destaca por ofrecer una tonalidad muy pura, con unos tonos claros, nítidos y vívidos para conseguir un paisaje visual fuera de toda duda. No podemos olvidarnos de los negros puros que ofrece para disfrutar de la mejor experiencia.

El otro elemento diferenciador lo vemos en la tasa de refresco de pantalla, que alcanza los 120 Hz. Con ello las transiciones entre pantallas se realizará de forma mucho más fluida, además de ser una tasa perfecta para disfrutar de juegos con mucho movimiento, como títulos de disparos o MOBA al más puro estilo League of Legends.