Quantcast

Almejas en salsa picante: cómo hacerlas en 30 minutos

Las almejas además de ser un clásico de la cocina, son una de las principales opciones ‘exóticas’ de los grandes restaurantes y barras de bar en España y fuera de ella.

Este plato que además de tener un delirante sabor a mar, es uno de los platos fuertes y picantes que más solicitan las personas en plan salida de amigos. Con unas cuantas cervezas y una bandeja de almejas picantes, el plan perfecto está más que hecho.

Lea TAMBIÉN: LA VERSIÓN DE KARLOS ARGUIÑANO PARA UNAS CROQUETAS DE ARROZ CON CALAMARES

Además de sutil, exótico y delicioso, la almeja es uno de los alimentos más altos en hierro y en calcio, por lo que son ideales, tanto para combatir la anemia como para mantener los huesos fuertes.

Se dice que su contenido en oligoelementos como el potasio, el magnesio y yodo, selenio y zinc ayudan además a mantener fuerte el sistema inmune.

Además de lo deliciosa, las almejas son nutritivas por ello es la opción predilecta de cientos. Así que te vamos a enseñar a prepararlas en una suculenta salsa picante, pero no sin antes conocer cuál es la forma correcta de limpiarla.

¿Cómo limpiar las almejas de forma correcta?

¿Cómo limpiar las almejas de forma correcta?

Antes de conocer cómo prepararlas en una deliciosa y especial salsa picante, debes conocer cuál es la forma correcta para limpiarlas. De manera que queden perfectas para servir.

Este molusco vive enterrado en la arena a unos 5 – 30 cm de la superficie en fondos arenosos o fangosos, en los que excava y se oculta. Se alimenta de pequeños seres vivos mediante la filtración de agua. Por ello es de suma importancia que la limpieza sea la más adecuada de manera que no quede rastro de arena.

Mayormente las almejas se venden ya depuradas y bastante limpias, pero muchos son los que optan por una segunda limpieza. Esto claro está por la cantidad de arena que contienen las almejas en su interior.

Antes de que pienses que la limpieza es un tanto tediosa, la verdad es que es sumamente sencilla y rápida. Así que manos a la obra.

Como ya mencionamos, no cuesta mucho volver a limpiarlas de una mejor manera y asegurarnos que estén realmente preparadas para cocinar. Solo debes contar con un poco de tiempo, así como con un recipiente hondo y amplio, agua fría y sal.

¿Qué hacer?

¿Qué hacer?

Lo primero a tomar en cuenta es que debes revisarlas todas y desechar aquellas que están abiertas así como las que presentan conchas rotas.Estas pueden estar muertas o enfermas.

Ahora bien, lo que debes hacer es llenar el recipiente con abundante agua, le agregas una cucharada de sal e introduce las almejas, asegurando que queden bien sumergidas. Durante el remojo, las almejas expulsarán las impurezas y restos de arena que puedan contener.

Es recomendable que el tiempo de remojo sea de dos horas. Es por ello que, si realizas esta limpieza en un ambiente cálido, es conveniente que introduzcas el recipiente en la nevera. De lo contrario, puedes dejarlo a temperatura ambiente.

Muchos son lo que estiman que dos horas es demasiado para purgar las almejas, pero es el tiempo recomendable. También puede ser menos, pero lo importante es que te encargues de verificar que no tenga rastro de arena alguna. Puedes hacer la limpieza durante media hora en caso que no dispongas de tiempo.

Verifica que en este reducido tiempo al menos se hayan expulsado parte de las impurezas. Por ello es recomendable que se haga la limpieza un día antes de la preparación. De manera que no debas tomar más tiempo del que se necesita.

Una vez purgadas, retira las almejas del agua con las manos pero con cuidado para no levantar los restos de suciedad que han quedado depositados en el fondo del recipiente. Las colocamos sobre un colador y las lavamos bien bajo un chorro de agua fría.

Listo, están preparadas cocerse o para agregar a cualquier elaboración que tengamos en mente.

Preparación de almejas en una suculenta salsa picante

Preparación de almejas en una suculenta salsa picante

Ahora que ya tenemos limpias las almejas podemos pasar al siguiente nivel que es prepararlas.

Ingredientes

  • Almejas 1 kilo
  • Tomates pera pelados y sin pepitas 3
  • Ajo 2 dientes
  • Cebolla (media o 1 pequeña)
  • Cayena 1
  • Pimentón picante 3 g
  • Laurel 1 hoja
  • Perejil fresco
  • Vino blanco seco 1 vaso
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Lo primero es verificar que todas nuestras almejas estén limpias y perfectas tras cumplir el procedimiento anterior.

Ahora bien, debes pelar y cortar la cebolla, los ajos y los tomates. Coloca un poco de aceite de oliva en un sartén grande y cuando esté caliente añadimos ajo, cebolla, cayena (una entera o media machacada) y la hoja de laurel.

Deja que se integre todo a fuego medio-bajo unos minutos. Cuando el ajo y la cebolla se hayan sofreído un poco, agregamos el tomate troceado. Recuerda que el tomate es opcional, hay quienes prefieren obviarlo para intensificar más el sabor de las almejas.

Luego tras pasar 3 a 4 minutos, echamos un poco de pimentón, damos unas vueltas y vertemos el vaso de vino. Sube un poco el fuego y esperamos a que el alcohol se evapore (unos 4 minutos más).

Luego, incorporamos las almejas en la salsa. Echamos perejil fresco cortado, tapamos la sartén y dejamos al fuego hasta que se abran las almejas (unos 5 minutos).

Retiramos la cayena en caso de añadirla entera y servimos las almejas calientes.