Quantcast

Este es el motivo por el que los baños públicos tienen puertas cortadas por abajo

Cuando salimos de nuestros hogares para visitar espacios públicos siempre podemos encontrar elementos que reconocemos muy fácilmente, pero generalmente no nos detenemos a pensar cuál es la razón de que esto sea así, debido a que ya estamos demasiado acostumbrados a observarlo de ese modo, y uno de los mejores ejemplos se encuentra en los baños públicos.

Si te ha tocado ir a un baño público mientras te encuentras en la calle habrás notado que los espacios a los cuales debes entrar poseen puertas cortadas por abajo, aunque en Japón la moda es hacer baños públicos transparentes, pero siempre dejando un espacio que permite ver el suelo del espacio siguiente, y aunque probablemente nunca te has preguntado por qué, aquí te explicaremos cuál es la razón de que sea así.

La incomodidad de los baños públicos

La incomodidad de los baños públicos

Son muchas las personas que evitan acudir a un baño público cuando se encuentran en la calle, y es que no son pocas las razones que se pueden dar para dejar de acudir a este sitio, aunque a veces no puedas contener las ganas y termines por hacerlo.

Y es que una de las mayores razones por las que la mayoría de las personas evitan ir a un baño público es que, a pesar de las medidas de limpieza que puedan tener, algunos de estos tendrán mal olor o se encontrarán en pésimas condiciones, lo cual hace que sea muy difícil concentrarse en lo importante.

Pero no solo eso, ya que algunos también sienten mucha incomodidad al acudir a un baño público, y es que pueden tener la sensación de estar siendo observado, lo que evitará que tengas calma para lo que vayas a hacer, en especial cuando hay muchas personas dentro de este o esperando para usarlo.

Son muchos los casos en los que se han observado escenas un poco incómodas la hora de ir al baño público, ya que algunos utilizan esos espacios para actividades como actos sexuales o consumir drogas, para lo cual en muchos casos se cuenta con un guardia de seguridad en la parte de afuera que se encargue de monitorear el espacio en caso de notar conductas sospechosas.

Lo cierto es que, a pesar de las diferentes situaciones incomodas que se puedan presentar dentro de un baño público, a veces es necesario acudir a estos, y es por esta razón que los espacios debajo de las puertas son colocados como una manera de evitar en gran medida estos acontecimientos.