Quantcast
lunes, 6 febrero 2023 22:49

El brutal proyecto de Laporta para resucitar al FC Barcelona ahora que es presidente

A las 23:46 horas de la noche del domingo el FC Barcelona hacía realidad lo que muchos aficionados al barcelonismo estaban esperando: Joan Laporta era escogido de nuevo como presidente de la entidad culé once años después. Lo hacía con un total de 30.184 votos, el segundo más votado de la historia en unas elecciones presidenciales tras lo hecho por el propio Rossell en 2010.

Ahora, el abogado barcelonés vuelve al sillón culé con muchos objetivos por delante pero con una sola meta final: volver a hacer grande al FC Barcelona. Reconstruirlo, sanearlo, cuidarlo y lo que es mejor: devolverle al lugar de los triunfos, ser temido en Europa. Y para ello, Joan Laporta buscará cumplir con una estrategia que, a simple vista, ya sorprende. La repasamos.

Laporta cuenta con Messi para su re-inicio en el FC Barcelona, pero también hay alternativas

Messi proyecto

Desde la presentación de su candidatura, Joan Laporta ha insistido en que tiene un proyecto unitario y ganador para devolver al conjunto culé al primer escenario del fútbol mundial. Y ha reiterado también que cuenta con Messi, con el que aún no ha hablado, para desarrollar ese plan.

Porque tampoco es nuevo que el nuevo presidente azulgrana tiene al ’10’ argentino en su comienzo de proyecto. Pero también, y como se ha referido varias veces, el FC Barcelona observa otras alternativas si finalmente el rosarino no continúa en Barcelona. «Nadie puede dudar de que Messi quiere al Barça. Me consta. No he hablado con él de estos temas. No sería conveniente hablar sin tener facultades para decidir. Pero nuestra relación es de respeto y cariño. Creo que con una buena propuesta se decidiría por el Barça. Y a mí me conoce».

«Se contempla que siga, pero tenemos un plan alternativo (¿Haaland?). Él quería marcharse este verano, estaba decepcionado por cómo se le había tratado, y en eso no entro. Pero él quiere al Barça y le dará una oportunidad al club. Ya tendremos una conversación para ayudarlo a decidir y que sea lo mejor para él y para el Barça. Puede que tenga otras ofertas, pero él siempre las ha tenido. En el 2006, Moratti (Inter de Milán) me daba 250 millones y le dije que no. A él le daban mucho dinero también. Allí vi el amor de Messi y su familia por el Barça».